Un pacto de «consenso y compromiso» para revitalizar el ciclo del agua en Formentera

| Formentera |

Valorar:
preload
El coordinador de la Alianza por el Agua, Juan Calvo, durante la presentación en el Consell de Formentera.

El coordinador de la Alianza por el Agua, Juan Calvo, durante la presentación en el Consell de Formentera.

24-03-2019

Formentera acogió a finales de febrero la presentación del Pacto por el Agua en una reunión abierta a la ciudadanía, a la que también acudieron diversas personas implicadas en la gestión del ciclo del agua en la isla y algunos representantes de la política.

Este compromiso de la Alianza por el Agua nace con el fin de exponer, proponer, debatir y acordar una serie preceptos que permitan diseñar un panorama más alentador de cara al futuro. Para ello es indispensable la participación de instituciones, partidos políticos y sociedad civil.

La consellera de Medi Ambient, Daisee Aguilera, mostró su satisfacción y aseguró que «desde el Consell damos todo nuestro apoyo a las diferentes medidas que afecten este ámbito». También subrayó la importancia de «continuar haciendo mejoras en infraestructuras que permitan concluir adecuadamente el ciclo del agua».

Pacto por el agua

A raíz de los crecientes problemas que ciñen el desarrollo habitual del ciclo del agua en las Pitiusas, sobre todo en las épocas de turismo masivo, la Alianza por el Agua ha puesto sobre la mesa dicha necesidad de trabajar entre todos.
Por esta razón, la asociación ha desarrollado una serie de propuestas de consenso para que a partir de la próxima legislatura las administraciones se esfuercen en tomar nuevas medidas efectivas.

Según el coordinador de la Alianza por el Agua, Juan Calvo, «lo que queremos es que el agua no sea un tema de debate, sino de consenso, y crear un compromiso antes de las elecciones para, entre todos, priorizar el asunto del agua la próxima legislatura».

Abastecimiento

En lo que respecta al abastecimiento, desde la asociación alertaron sobre la situación de los acuíferos de Formentera que, según el Plan Hidrológico de las Illes Balears, están «sobrexplotados y salinizados». Esto provoca que el principal recurso de abastecimiento sea la planta desalinizadora. Además, señalaron que la producción máxima de agua en Formentera es de 4.000 metros cúbicos al día y que en verano se llegan a sobrepasar picos de 4.300 diarios.

Ante este escenario, la Alianza propone una ordenanza de ahorro en viviendas nuevas, reformas o para la autorización de viviendas vacacionales –que en parte lo contempla el Plan Turístico–; un Plan Municipal de gestión sostenible; una mejora y control de la red de suministro y el fomento de las fuentes públicas.

Saneamiento
Referente al saneamiento de aguas en Formentera, la Alianza por el Agua destacó la problemática que suponen el emisario «obsoleto», los vertidos privados y las deficiencias de la depuradora en picos de saturación. Trabas que, sin embargo, se ven rebajadas gracias a la balsa de riego y a las mejoras previstas en la depuradora.

Aun así, en el Pacto por el Agua se propone redactar un Plan de alcantarillado adaptado a la realidad demográfica de la isla, infraestructuras que separen las aguas pluviales y las residuales, la mejora urgente del emisario y llevar a cabo un inventario de vertidos. Entre estos vertidos cabe, además, prestar especial atención al impacto de la salmuera de las depuradoras privadas y buscar alternativas de uso.

Reutilización

Gracias a la balsa de riego Formentera cuenta actualmente con una infraestructura clave en la reutilización del agua, por lo que las medidas parten de potenciar su uso.
De este modo, la Alianza por el Agua destaca la posibilidad de usar el agua regenerada para el baldeo de calles y el riego de parques y jardines. Además, insta a fomentar aún más la comunidad de regantes a través de la balsa de riego e involucrar también a otros sectores como el hotelero.

Recuperación ambiental

Para mejorar la situación del entorno medioambiental de Formentera, desde la Alianza acentuaron los beneficios de conocer el ecosistema para impulsar medidas de recuperación. Así, pusieron como ejemplo acciones que se han llevado a cabo como el inventario de zonas húmedas, el Plan Hidrológico o la catalogación de los estanques naturales en la Red Natura 2000.

Gracias a estas acciones, la asociación propone medidas como revisar concesiones del uso del agua subterránea para reducir la presión sobre los acuíferos y potenciar el uso del agua regenerada para recargar la de los acuíferos.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.