Formentera agradece al islandés Erró su vinculación con la isla

| Formentera |

Valorar:
preload
Erró, tiene una gran relación con Formentera.

Erró, tiene una gran relación con Formentera.

07-10-2019

Este viernes a las 18.00 horas se inaugura en la nueva sala de exposiciones del espacio cultural y educativo del faro de El Pilar de la Mola la exposición Erró al far. Con ella, el Consell de Formentera busca homenajear a este conocido artista islandés «por su vinculación con la isla».

La muestra está formada por 12 litografías elaboradas sobre papel entre 2001 y 2012, estampadas en color, que pertenecen al fondo que el artista donó al Consell antes de que un año después se le nombrara Hijo adoptivo de Formentera. Se exponen por primera vez para la gente de la isla y según la consellera de Cultura Susana Labrador, en ellas hay algunas de sus series más emblemáticas donde conecta personajes de la historia, como Ernesto Che Guevara o el padre del psicoanálisis Sigmund Freud con dibujos animados, femmes fatales o guerreras donde la mujer se presenta poderosa a la vez que icono sexual».

Gran icono de Islandia
Erró, nacido en la localidad islandesa de Ólafsvik en 1932, es una de las grandes figuras del arte del siglo XX. «Artista individualista, pop y barroco a la vez, visual y narrativo, crítico con la sociedad, lleno de humor, y con una moral impenetrable» ha producido, según la comisaria de la muestra, Ana Costa, «una obra de una riqueza incomparable que se resiste a ningún tipo de categorización».

Inicia su formación en la Escuela de Bellas Artes en Reikiavik, Oslo y Florencia, donde explora la técnica del mosaico y se ve influenciado por sus viajes por Oriente y Occidente «de donde extrae la inspiración y creatividad para sus montajes».

En 1958 se instala en París, donde frecuenta a los surrealistas, forma parte del grupo de la figuración narrativa francesa y participa en la exposición Salón de Mayo de París de 1960 a 1966. Reside entre París, Tailandia y Formentera, donde «atraído por su paz y su gente» construyó una casa y un taller en 1970 construidos por el arquitecto Henry Quillé en 1970.

Es a partir de esta época cuando logra una gran proyección internacional. Sus obras están en colecciones públicas y privadas de numerosos museos, centros de arte, fundaciones y galerías de todo el mundo. Ha recibido numerosos premios y’ reconocimientos, como el Chevalier de la Orden de las Artes et des Lettres de París en 1983 y el Premio del Parlamento Islandés al Mejor Artista en 2000.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.