Un clásico de los rastrillos populares

El mercadillo de verano de Las Dalias comenzó ayer sábado su andadura

|

Valorar:

E l 14 de febrero de 1985, día de los enamorados, un grupo de amigos decidió, amorosamente, crear un rastrillo de intercambios que, con el tiempo terminaría por convertirse en uno de los mercados populares más importantes de la isla. Así resume Juanito Marí Juan, el promotor de Las Dalias, el mercadillo ubicado en Sant Carles, y uno de sus responsables actuales, el origen de una andadura cuyo éxito viene avalado por más de una década de persistencia.

Ayer, una vez más, se pusieron los tintes peculiares del verano pitiuso, que tiene en este lugar, uno de sus pinceles tradicionales. La cita se ha enlazado con la Semana Santa (con tal pretexto las ofertas comenzaron el jueves) y se prolongará fielmente cada sábado hasta próximo el mes de octubre.

A lo largo de los cuatro días festivos de Pascua han sido muchos los visitantes y curiosos que han acudido a Sant Carles. Marí Juan señala que «es ahora cuando comienza propiamente el periodo estival. En la apertura nos hemos encontrado con el típico turista de temporada, en general más españoles que extranjeros , aunque ha habido de todo un poco».

Más de un centenar de puestos -concretamente 120- componen un conjunto que, aunque con elementos novedosos, siempre cuenta con los mismos protagonistas. Lo justifica su organizador en un intento por «obligarse a una mejor competencia», en relación al aporte de nuevos materiales y productos por parte de los mismos vendedores.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.