Matas critica al Govern por rechazar toda inversión procedente de su Ministerio

El titular de Medio Ambient dice que el Ejecutivo autonómico provoca inestabilidad y enfrentamiento

| Palma |

Valorar:

El ministro de Medio Ambiente y presidente del Partido Popular balear, Jaume Matas, lamentó ayer en Palma la «inestabilidad y el enfrentamiento», interno y con los distintos sectores sociales, del Govern balear por lo «perjudicial» que puede ser esta situación para el futuro del archipiélago y sus ciudadanos. Con motivo de la reunión del comité ejecutivo regional del PP, Matas echó en cara al Ejecutivo de las Islas que «le interese más rentabilizar el enfrentamiento» hacia su persona como ministro de Medio Ambiente que defender los intereses generales de la Comunidad.

Es «absurdo», afirmó Matas, que mientras que el Ministerio que dirige es capaz de llegar a acuerdos «con todo el mundo (con otras comunidades autónomas), es imposible con el Govern balear», aunque lo que quieren los ciudadanos, apuntó, es que se resuelvan positivamente sus intereses. Sin embargo, desde el Govern «cualquier inversión que llega de la mano del ministro de Medio Ambiente es una inversión mal recibida y tiene que boicotearse como sea». Durante la conferencia de prensa que ofreció, el dirigente de los populares isleños se refirió a la «campaña» iniciada por los asesores de Presidencia del Govern para mejorar y «salvar» la imagen del presidente de las Islas, Francesc Antich. El ministro consideró «positivo el intento» de reconducir el mal que ha hecho» el presidente balear, el socialista Francesc Antich, tras iniciar esta semana un acercamiento al sector hotelero.

El presidente del PP balear también se refirió a la posibilidad de que el Govern revoque la ecotasa. «Ahora resulta que este buque insignia» que es la ecotasa, tras generar un enfrentamiento con «todo» el sector hotelero, «se vuelve atrás y donde dijeron una cosa, ahora dicen lo contrario», manifestó el ministro. Esto demuestra que «no tienen proyecto político, sino una política improvisada que acaba perjudicando a los ciudadanos y a los intereses de esta tierra, que es lo que nos preocupa», añadió Matas, quien lamentó el clima de «inestabilidad y enfrentamiento permanente dentro de este Govern». Esta política de «gestos» de Antich «no pasa de las buenas intenciones», agregó Matas.

Sobre las relaciones del PP con Unió Mallorquina (UM), partido «bisagra» que resultó decisivo en los pasados comicios autonómicos, Matas respondió que pretende que el diálogo sea «reiterado y permanente» con todos los partidos y, de modo especial, con los que defienden una ideología de «centro moderada». El clima de diálogo entre PP y UM es «positivo», agregó el ministro, quien opinó también que la actual situación política de la Comunitat balear está facilitando esta relación.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.