La apertura de pozos se dispara tras la aprobación del decreto que los exime de licencia

En lo que va de año ya hay 77 expedientes, cuando en todo 2011 fueron 93

| Eivissa |

Valorar:
preload
El Govern atribuye la mayor apertura de pozos a la agilización de los trámites.

El Govern atribuye la mayor apertura de pozos a la agilización de los trámites.

13-02-2004 | E. DAVILA

La apertura de pozos ha aumentado de forma importante en todo Balears y también en las Pitiüses tras la aprobación del decreto urbanístico que exime a los promotores de un pozo de solicitar autorización previa. En 2011 se tramitaron 84 expedientes en Eivissa y 9 en Formentera, es decir, un total de 93 y solo en lo que va de año ya se han gestionado en las Pitiüses 77 (72 en Eivissa y 5 en Formentera). Esto hace prever que a final de año la cifra de perforaciones será mucho mayor que en 2011.

El director general de Recursos Hídrics del Govern, Salvador Padrosa, explicó que en 2012 se rebasará claramente la cifra de 2011 y lo atribuye al decreto, que «ha agilizado» los trámites para abrir pozos y «ha potenciado el sector».

Padrosa aclara que ahora mismo solo hay que pedir un permiso para hacer un sondeo (trabajo físico de hacer un pozo), pero luego la extracción de agua se puede realizar con una simple declaración responsable y sin pedir licencia. Eso sí, luego por parte de la Administración se verifica si todo se ha hecho correctamente.

Procedimiento

«En realidad es lo mismo, antes se daba autorización y después se comprobaba y ahora también se verifica que se esté ejecutando todo en los términos indicados», explicó el director general, que indicó que no tenían muchos expedientes acumulados, así que ahora no están saliendo peticiones de pozos no resueltas, sino que simplemente se ha hecho la tramitación «más ágil».

«Lo que ha pasado es que debe haber gente que se ha animado a hacer pozos al saber que es más fácil», indicó Padrosa, que advirtió, no obstante, que el Govern verifica siempre que el pozo esté a suficiente distancia de acuíferos sobreexplotados y vigila muy de cerca si se cumplen los caudales autorizados. «Se lleva un control estricto para que no se sobreexploten los recursos», aclaró el director general, que señaló que también hay vigilantes que hacen rondas para detectar pozos ilegales y se imponen sanciones. «Quizás en un año se pueden abrir diez expedientes por este motivo en todo Balears», especificó.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.