Ignasi Casas posa en una de las terrazas del actual hospital, con el nuevo centro a sus espaldas. | (c) Sergio G. Canizares

5

El gerente del Área de Salud de Eivissa y Formentera, Ignasi Casas, detalla en esta entrevista cómo va a ser el nuevo hospital Can Misses y la puesta en marcha de servicios como la radioterapia.

—¿Cómo están las obras del nuevo hospital?

—Ha finalizado una fase en la que están todas acabadas y faltan unos remates para empezar ya la fase de equipamiento. Empezamos a hacer más cosas nosotros que la constructora.

—¿Qué tiene que hacer el Área de Salud?

—Básicamente, el equipamiento, que ya se se ha empezado. Hay tres partes, una de ellas es muy importante en la que se trabaja desde hace tiempo que es la planificación que ha hecho todo el personal de la casa, familiarizándose con la infraestructura, y ahora falta poner el material.

—¿Qué equipamiento dispone ya el nuevo hospital?

—Hace menos de un mes que está instalada la resonancia magnética, que entrará funcionar con el nuevo hospital.

—Tras el acta de comprobación el pasado 31 de octubre. ¿Están de acuerdo cómo ha hecho la empresa las obras o le han pedido cambios?

—Hicimos un modificado. Cuando empecé había unas peticiones de los profesionales que no estaban recogidas y lo que hicimos, cuando todo el mundo decía que estaban parados, fue hacer todos los trámites con un nuevo proyecto incluyendo la gran mayoría de las peticiones.

—¿Temió que las obras se paralizaran por la crisis como ha pasado, por ejemplo, con el hospital de Toledo?

—Siempre tienes este miedo pero presentamos un proyecto que nos avalaba todo el trabajo que han hecho los profesionales, las ganas de utilizarlo y se ha hecho una demostración fuerte de que se quiere. En el modificado hemos perdido el centro de salud y lo aceptamos. Hemos hecho una apuesta fuerte como Área de Salud de que queremos el nuevo hospital y estamos dispuestos a hacer sacrificios y esfuerzos para tenerlo. Hicimos un proyecto creíble en el que se ha rebajado la inversión inicial.