Las Pitiüses contabilizan 5.357 personas sin empleo, 885 menos que hace un año

| | Eivissa |

Valorar:
preload

El primer mes de temporada alta se cerró en las Pitiüses con 5.357 personas sin empleo, lo que supone un descenso del 14% en relación al mismo mes del año pasado cuando la cifra era de 6.242 personas sin trabajo. Respecto al mes anterior supone una caída del 3%, según el informe de coyuntura laboral del mes de julio que hizo público ayer el Govern. Los datos demuestran que el desempleo experimentó un descenso en todas las islas. Así, en Menorca cayó un 14,9%, seguida de Formentera con un caída del 14,5%, mientras que en Eivissa el descenso fue del 14,2% y, por último, Mallorca donde cayó un 12%.

Por sectores, en agricultura se contabilizaron un total de 62 personas sin empleo, cifra que se elevó hasta las 188 en industria, las 1.450 personas sin trabajo en construcción y los servicios continúan acaparando el mayor número de personas sin empleo con un total de 3.485 el mes pasado en Eivissa y Formentera.

Crisis

El análisis del paro de los últimos años refleja que las 5.357 personas sin trabajo es la cifra más baja de desempleo desde que empezara la crisis económica. En este sentido, en julio de 2008, cuando la crisis aún no había hecho incidencia en las Pitiüses, había registrados 5.025 parados, cifra que saltó hasta las 7.323 personas sin trabajo de julio de 2009 y hasta las 7.814 personas en situación de desempleo de un año después, la cifra más alta de los últimos seis años. En 2013, se invirtió la tendencia y el paro en julio bajó de las 7.000 personas (6.847 desempleados en julio de 2013), mientras que el año pasado el total de parados en julio fue de 6.242 personas y fue el mes pasado cuando se bajó de los 6.000 desempleados en el primer mes de temporada alta.

En cuanto a la contratación, en Eivissa y Formentera se firmaron el mes pasado un total de 10.814 nuevas relaciones laborales la mayoría de las cuales tienen fecha de caducidad. Así, de los 10.814 nuevos contratos 10.131 fueron temporales, es decir, el 93,6% de los contratos fueron temporales frente al 6,3% de carácter indefinido, según los datos del SOIB. Según explicó el conseller de Treball del Govern, Iago Negueruela, pese al descenso del paro y el aumento de la afiliación a la Seguridad Social los trabajadores siguen sufriendo precariedad laboral y manifestó su preocupación por determinados colectivos, como los parados de larga duración. En este sentido recordó que nueve de cada diez contrataciones registradas este año son temporales de las que el 33% a tiempo parcial y, en esta última modalidad, uno de cada cuatro con contratos de dos o menos horas diarias, según informaron desde la conselleria de Treball.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Antonio
Hace más de 5 años

Los sindicatos, el PSOE y demás dicen que son trabajos precarios y temporales. Ellos no fueron capaces ni de crearlos. Así que reconozcan de una vez que el gobierno nos está sacando del pozo donde ellos nos metieron

Valoración:menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1