Vila habilita el antiguo Casal de Joves para alojar gente sin hogar

| Eivissa |

Valorar:
preload
El antiguo Casal de Joves de Vila, en una imagen de esta semana.

El antiguo Casal de Joves de Vila, en una imagen de esta semana.

Toni Escobar

El Ayuntamiento de Eivissa habilita el antiguo Casal de Joves de Vila que se encuentra en puerto para acoger a personas sin hogar cuando llegue una ola de frío.

El protocolo de ola de frío se activa cuando bajan las temperaturas. El Ayuntamiento de Eivissa es el que vertebra este protocolo y en el que participan otros colectivos como Cruz Roja, Cáritas y los servicios sanitarios. «Se empiezan a buscar con la unidad móvil de emergencia a las personas y se traen al local adecuado. Como no tenemos un local adecuado, este año habilitamos el Casal de Joves», explicó el concejal de Bienestar Social de Vila, Joan Ribas. Desde hace años se activa este protocolo ante la bajada de temperaturas para evitar que la gente duerma en la calle por la noche. «Si dura más días la ola de frío, la siguiente noche se reactiva el protocolo». Otros años se había utilizado el antiguo colegio de Sa Bodega para alojar a la gente que vive en la calle. Pese a que las temperaturas no han bajado lo suficiente para activar el protocolo, hace días que el Casal de Joves está listo para dar respuesta.

Ribas señaló que si se «tuviéramos un centro de baja exigencia nos daría respuesta para la ola de frío, pero ahora nos encontramos con que no tenemos un lugar para que la gente duerma en la calle». Algunas de las personas que se encuentran en el albergue se derivan a personas «para tener una cama libre y con los que reubicamos en el Casal de Joves cubrimos esa necesidad».

De hecho, el concejal de Servicios Sociales, Joan Ribas, se desplazó esta semana junto a representantes del Consell d’Eivissa, concretamente el jefe de Servicios Sociales del Consell d’Eivissa, Bartomeu Riera, para conocer de primera mano la red de inserción social del Institut Mallorquí d’Afers Socials. «En Palma tienen una red de atención social muy extensa y bien estructurada. Es muy diferente la situación de Eivissa que la de Palma, pero siempre es positivo aprender de los que lo tienen bien hecho», dijo el concejal de Vila.

El edificio del Casal de Joves, conocido antiguamente como Casa de Sanitat, fue renovado en 2003. El edificio fue concebido inicialmente para actividades juveniles y para colectivos teatrales aunque ahora se encuentra cerrado.

LA NOTA

“El albergue es inadecuado y buscamos otra ubicación”

“Tenemos un local inadecuado y estamos buscando otra ubicación del albergue”, dijo Joan Ribas, acerca del Centro de Acogimiento Municipal. El concejal diferenció entre el centro de baja exigencia y el albergue, “es importante que se conozca la diferencia entre ambos recursos porque se atiende a dos perfiles de usuarios muy diferentes”, dijo Ribas. La prioridad del centro de baja exigencia es dar cobijo a gente sin hogar mientras que en el albergue se trata de lograr, a través de este alojamiento, una reinserción en la sociedad. Recordó que el albergue “tiene una lista de espera eterna”. Además de la falta de espacio para cubrir las necesidades, aseguró que el centro de acogimiento “no está preparado, es un tercer piso y la gente con movilidad reducida no puede ir”. El concejal de Benestar Social está estudiando otras ubicaciones más adecuadas.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Andale
Hace más de 4 años

Nada como concentrar la pobreza y marginalidad en un mismo barrio...

Valoración:menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1