Mon Ibiza

Adlib, el escaparate de la moda ibicenca

| Eivissa |

Valorar:
preload
Diseño de Virginia Vald.

Diseño de Virginia Vald.

Virginia Vald

La diseñadora catalana se enamoró de Ibiza en los años 90 y fue un auténtico flechazo. Empezó a pasar largas temporadas hasta que finalmente se estableció en la isla. Confiesa que se instaló aquí por la energía y fuerza que aporta. En 2012 emprendió un nuevo proyecto y fundó la firma de ropa Virginia Vald. Una marca que ha ido creciendo poco a poco y que le ha dado la oportunidad de llevar al límite su creatividad y libertad en sus diseños. Para Virginia, la moda de Ibiza es un punto de referencia en el mundo. «Adoro lo auténtico que me empujó a iniciar este proyecto: mantener la huella de lo que es para mi, una manera de vestir, un estilo de vida», explica la diseñadora.

—¿Qué estilo te define?

—Mis raíces son andaluzas y eso se siente fuertemente en mis diseños. En todas mis piezas se respira el estilo Mediterráneo. Podría decir que mis colecciones son hippie-chic con un toque inconfundiblemente ibicenco y a la vez muy cosmopolita. Intento armonizarlos plenamente con las tendencias de moda internacional sin perder el carácter y la poderosa personalidad que los caracteriza. Me gusta mezclar las décadas entre las prendas fusionando diferentes etnias, los contrastes y la diversidad. Poder llegar a los diferentes momentos de una mujer en distintas situaciones; sexy, elegante, sensual con un toque masculino, comodidad con un estilo más dulce, bohemio…

—¿Cómo surgió la inspiración para empezar a diseñar?

—Durante un viaje por el Mar Mediterráneo surgió la inspiración y la idea de crear unos bocetos inexpertos que definieron mi nuevo camino. Tras unos meses de trabajo (completamente casero) creé mi primera colección en 2013. No imaginé que iba a tener la repercusión y aceptación que tuvo. Gracias a ello, me sentí motivada a seguir, creando moda de calidad, patrones con diseño, buenos acabados y alta costura desde el lugar que ahora me inspira, Ibiza.

—¿Qué sorpresas prepa- ras para la próxima edición Adlib?

—Alta costura ante todo. Me considero Adlib progresista y absolutamente influida por la tendencia internacional. Ésta será mi segunda edición en la pasarela y para ello fusionaré mis creaciones con algo muy especial y característico Ibicenco. ¡Y no puedo dar mas pistas! [sonríe]. ¡Estamos trabajando duro para que el desfile cause sensación! Detrás de cada diseño se esconden muchas horas de trabajo y el resultado se aprecia en unos minutos. Sobre la pasarela, pretendo hacer disfrutar del momento combinando la profesionalidad, la moda, el arte y el show.


Beatrice San Francisco


Esta firma debe sus diseños a Beatrice y Francisco, almas creadoras de esta marca. Un negocio familiar que empezó en el año 1997 y con el tiempo ha evolucionado en todos los aspectos. Hoy por hoy, cabe destacar la influencia de su hija Djamila, quien aporta ese aire fresco de la juventud a una tradición contrastada por la calidad y belleza de sus creaciones. Con los años se ha consolidado como marca reconocida internacionalmente inundando el mundo con sus diseños. Beatrice San Francisco ha conseguido reinventar el concepto de la moda de punto de hombre y mujer con prendas repletas de creatividad, elegancia y comodidad. Desde 2005 sus prendas desfilan con soltura sobre la pasarela Adlib y este año seguirán despertando admiración con sus diseños.

—¿Vuestra ropa se aleja un poco de los clásicos diseños Adlib y del blanco puro. ¿En qué os inspiráis a la hora de diseñar?

—Las colecciones de BSF se inspiran en la belleza de la isla, en su aire bohemio y de la libertad de expresión. Muchas veces nuestros diseños se crean espontáneamente directamente en la tricotosa. Reinventar el concepto de la moda de punto hacia creaciones repletas de creatividad y frescura. Nos gusta combinarlos con calados, hilos de oro o plata y jugar con las asimetrías para darle un estilo único. Siempre teniendo en cuenta que la comodidad puede ir unida a la elegancia. Nos gusta expresarnos a través de la moda y sentirnos bien con nosotros mismos.

—¿Qué telas y colores encontraremos en vuestra futura colección para Adlib?

—El punto seguirá siendo el protagonista en nuestra colección. Trabajaremos con hilos de algodón y también incorporaremos diversas telas. El dorado, el negro y el marfil serán uno de los colores que destacarán en la pasarela. Una colección que combina el equilibrio entre la belleza y la suntuosidad.

—¿Qué supone para vosotros crear colecciones para hombre y mujer?

—Nuestra marca empezó con la colección de mujer pero al haber mucha demanda de hombre, decidimos abrir una propia línea masculina, BSF Man. Los diseños de hombre en punto son muy especiales ya que es casi imposible de encontrar en el mundo de la moda. Proponemos una colección que hará del estilo masculino una fuente de miradas bajo el embrujo de la libertad y la esencia de la isla en Ibiza. Porque la magia está en cada uno de nosotros.



Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.