El megayate Le Grand Bleu, de 113 metros de eslora, navega por aguas pitiusas

| Eivissa |

Valorar:
El megayate no pasó desapercibido ayer en ses Figueretes e incluso se veía desde es Botafoc.

El megayate no pasó desapercibido ayer en ses Figueretes e incluso se veía desde es Botafoc.

El máximo lujo continúa navegando por aguas de Eivissa y Formentera y el último megayate que se deja ver por la costa pitiusa es Le Grand Bleu, una embarcación de casi 113 metros de eslora por 18 de manga que el multimillonario ruso Roman Abramovich compró en el año 2002 por unos 100 millones.

Durante la mañana de ayer captó la atención de turistas y residentes, pues fondeó frente a ses Figueretes y su descomunal tamaño fue percibido y captado en imágenes desde los muelles de es Botafoc.

Características

Esta embarcación se construyó en el año 2000 y es uno de los diez yates más grandes y más lujosos del mundo ya que cuenta con un helicóptero, un velero de 22 metros que está sobre la cubierta, un yate a motor de 20 metros de eslora, un minsubmarino en su interior, un jeep Land Rover y una lancha para desembarcar este vehículo, motos de agua y una treintena de embarcaciones auxiliares. Precisamente, una de estas embarcaciones auxiliares perdió el control esta semana e impactó con el casco de otro yate en la bahía de Porroig. Le Grand Bleu cuenta con una tripulación de 35 personas y tiene capacidad para 20 invitados. Su velocidad de crucero es de 15 nudos y cuenta con estabilizadores de puerto, que reducen el movimiento del barco cuando está amarrado. Esta embarcación era propiedad del multimillonario ruso Roman Abramovich hasta el año 2006 cuando se compró el yate Pelorus (valorado en 254 millones). Fue entonces cuando regaló Le Grand Blue a su amigo y socio Eugene Shivdler, otro multimillonario ruso del mundo del petróleo. Abramovich compró el megayate Le Grand Blue en el año 2002 por unos 100 millones de euros.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.