2

Las obras de peatonalización de la plaza del Parc avanzan con paso firme. El concejal de Patrimoni de Vila, Pep Tur, aseguró ayer que los operarios acaben su trabajo este mismo mes de febrero en esta céntrica zona de la ciudad. Los trabajadores ya han colocado prácticamente todo el pavimento de la zona central de la plaza, que ya luce un color amarillo mostaza al que los vecinos y visitantes tendrán que ir acostumbrándose. Por lo tanto, sólo quedan por cubrir los espacios más cercanos a los edificios que la circundan y que serán ocupados por las terrazas de los establecimientos, además de las calles Avicenna y Vicente Cuervo, que conectan con s’Alamera.

El concejal Tur señaló que, a pesar de las lluvias de las últimas semanas, las obras siguen sus plazos previstos, por lo que esperan completar la peatonalización de s’Alamera y la calle Jaume I (donde ahora se llevan a cabo las canalizaciones) a finales de abril o principios de mayo.

Este pavimento de hormigón deja a la vista los áridos que lo componen y desde el Ayuntamiento aseguran que tendrá diferentes colores, intensidades y texturas dependiendo de la zona. El material utilizado en este nuevo suelo sigue las bases del proyecto ganador, que pretende que pavimento dé continuidad cromática al espacio con el objetivo de acercar la muralla al paseo de Vara de Rey.

De esta manera, el carril bici y los lugares por los que no podrán circular los vehículos a motor se tintarán de un color más oscuro, mientras que a pie de muralla la textura de la piedra será más evidente. En las zonas más transitadas, en cambio, su color será más suave, con un acabado especial en el centro de las plazas, donde se usará un árido de un color más rosado y terroso.

Las zonas destinadas a la ocupación de vía pública se pavimentarán con losas fabricadas en las islas, de colores degradados parecidos a los del hormigón tintado y con un acabado superficial que facilitará su limpieza.

En s’Alamera, donde las obras ya se pueden seguir a simple vista tras la desaparición de las mallas de color verde que cubrían las vallas, ya son muy visibles las piedras recuperadas de las aceras que marcarán la conexión transversal entre la plaza, Vara de Rey y la muralla.