Pleno Sant Antoni - Conflicto policial

Alcaraz cuestiona la actuación de Pepe Sala en el nombramiento de Verdugo como inspector

| Eivissa |

Valorar:
El salón de plenos con la única presencia de los concejales del tripartito. Foto: J. A. T.

El salón de plenos con la única presencia de los concejales del tripartito. Foto: J. A. T.

El pleno del Ayuntamiento de Sant Antoni, con la única presencia de los concejales del equipo de gobierno tripartito tras el abandono de los regidores del PP, aprobó ayer la revisión de oficio de los nombramientos de Javier Verdugo y Gregorio García como inspector y subinspector de la Policía Local en noviembre de 2010, cuando Pepe Sala era alcalde de Sant Antoni.

La concejala de Governació, Aida Alcaraz, descartó que esta actuación sea una respuesta a la demanda presentada por el jefe de la Policía Local por acoso contra ella, ya que este proceso se inició en febrero y Verdugo presentó la querella este mes.

En su turno de palabra, Alcaraz explicó que los dos agentes de policía no cuentan con la titulación académica o formación de tercer grado exigida, así como el título equivalente dispensado por la Escola Balear d’Administracions Públiques (EBAP) y tampoco han acreditado un mínimo de 180 créditos universitarios. «El certificado que presentan no sirve para ascender, que es lo que pretendían. Y el de Verdugo se emite para que se pueda presentar a un proceso de movilidad para una cubrir una plaza de subinspector en el Ayuntamiento de Palma», destacó Alcaraz.

Como ya explicó PERIÓDICO de IBIZA Y FORMENTERA, el informe señala que en en 2010 el Ayuntamiento de Sant Antoni no podía crear la plaza de inspector, conforme a la regulación de plantillas de las policías locales de Balears de entonces. En esa fecha la plantilla estaba compuesta por 40 agentes y la normativa indicaba que por cada seis polícías se podía crear un oficial; por cada tres oficiales, un subinspector, y por cada dos subinspectores, un inspector. Con estos datos, el informe indica que con los cinco oficiales que había no se cumplía el criterio de la norma y no se podía aumentar la plantilla a dos subinspectores, condición necesaria para crear la plaza de inspector.

«Me hace sonrojar y me da vergüenza la falta de diligencia, de rigor y de rectitud», aseguró Alcaraz, quien añadió que «la puntilla se la pone el nombramiento de un cargo de confianza como miembro del tribunal que hoy es concejal. Ilegalidades y más ilegalidades».

La concejala hace referencia a la regidora Neus Mateu, que según el PP podía formar parte del tribunal al ser funcionaria de carrera y que según ella misma aseguró ayer tan solo se encargó «de cronometrar las pruebas físicas».

LA NOTA

Sala: «Forma parte de un acoso y derribo»

El portavoz del PP, Pepe Sala, apuntó ayer tras el pleno que en el asunto de la nulidad del nombramiento de los policías «hay argumentos más que suficientes para entender que si había algún defecto era subsanable y, por lo tanto, no puede haber causa de nulidad. Esto forma parte de un acoso y derribo». Sala señaló que si hubieran estado presentes en el pleno hubieran votado en contra de la propuesta del tripartito.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.