Las aguas de Ibiza tienen puntos con un millón de plásticos por kilómetro cuadrado

| Eivissa |

Valorar:
preload
Imagen del buque Rainbow Warrior ayer en Palma.

Imagen del buque Rainbow Warrior ayer en Palma.

Greenpeace ha alertado de la «invasión de plásticos» que sufre el mar balear durante una campaña realizada en Mallorca con su buque insignia, Rainbow Warrior, y ha asegurado que el problema de contaminación que están sufriendo las aguas de las islas tienen «graves consecuencias» para las especies que habitan en ellas.

Según ha explicado la entidad ecologista en una nota informativa, en la zona norte de Mallorca y en Ibiza hay puntos con una concentración de más de un millón de fragmentos de plástico por kilómetro cuadrado. Aunque la costa norte es la que presenta más concentración, debido a la dinámica de las corrientes marinas, también se han encontrado plásticos en áreas protegidas, como el Parque Nacional marítimo-terrestre de Cabrera.

Sin embargo, Greenpeace ha destacado que desde Balears se está «en camino» de promover soluciones a este problema con la Ley de Residuos y ha animado a las autoridades a dar «un primer paso» implantando un sistema de depósito de envases.

En su informe ‘Un Mediterráneo lleno de plástico. Estudio sobre la contaminación por plásticos, impactos y soluciones’, la organización destaca que la densidad de plásticos en el Mediterráneo es igual a la que se encuentra en las denominadas ‘sopas de plásticos’ del Pacífico, con una media de una pieza de plástico cada cuatro metros cuadrados.

Se estima que entre 4,8 y 12,7 millones de toneladas de plástico llegan a los océanos cada año y que del 21 al 54 por ciento de todos los fragmentos de microplásticos en el mundo se encuentran en la cuenca mediterránea.

Igualmente, el informe expone que el 96 por ciento de las muestras de basura marina en la superficie del Mediterráneo son plástico, que se han encontrado en todas las zonas marinas, desde playas hasta profundidades marinas de 3.000 metros.

Además, el documento detalla que el 72 por ciento de la basura recogida en las playas españolas del Mediterráneo es plástico y que más de 1.300 especies, como cetáceos, peces, aves o tiburones se han visto impactadas por la basura marina. El 92 por ciento de los casos con plásticos.

Otro dato que han destacado desde la organización es que en España, más del 50 por ciento del plástico termina en vertederos sin ser reciclado, sin contar el que no se deposita en ningún contenedor y queda abandonado.

Desde Greenpeace han explicado que la ministra de Medio Ambiente, Isabel García, debe, en los debates del Consejo Europeo de Ministros, apoyar y apostar por una nueva legislación que permita adoptar medidas contundentes para reducir la producción de plásticos de un solo uso.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.