0

Velos, colores, delicados pasos, hadas, dragones y ritmos orientales fueron los grandes protagonistas del exquisito espectáculo que tuvo lugar en la noche de ayer en el Centro Cultural de Jesús. La gran cantidad público que prácticamente colmó el aforo del centro acogió gratamente a las bailarinas amateur y profesionales de prestigio internacional que participaron con alma y cuerpo en el IV Festival de Danza Oriental y Fusión llamado ‘El árbol de Gaia’, presentado por la Asociación Cultural Can Planeta, a través del cual procuraron rendir tributo a la tierra (Gaia) y el que se convirtió en un evento único en la isla de Ibiza, apto para todos los públicos, que reunió a tres generaciones de mujeres en torno al amor y el respeto por la danza, la música, el arte y la naturaleza. Un viaje por diferentes culturas y universos en el que niñas y mujeres de todas las edades con un gran amor la danza dejaron claro que para hacer un espectáculo de danza bueno y apasionado no se necesita ser joven y perfecta.
Las socias de Can Planeta quisieron así, a través de su pasión por la danza y por estas tierras, concienciar sobre la importancia de la vida, de las diferentes culturas, de la convivencia y del respeto al medio ambiente. Caterina García Molina, coordinadora del Centro Cultural Can Planeta, señaló «que Can Planeta es una asociación que promueve el arte y la cultura de una manera independiente sin ningún tipo de subvenciones». Y agregó que el de ayer «es un tributo a Gaia, a la tierra, pretendemos reforzar el vínculo con ella, con lo natural y crear un ocio alternativo al que hay en la isla, nos cuesta trabajo pero lo vamos consiguiendo».