Sanidad | Servicios

El hospital Can Misses lleva desde marzo sin poder implantar nuevos marcapasos

| Ibiza |

Valorar:
preload
Uno de los pasillos del hospital Can Misses.

Uno de los pasillos del hospital Can Misses.

El hospital Can Misses lleva desde marzo del año pasado sin poder implantar marcapasos a los pacientes que se han de trasladar hasta Palma, al hospital Son Espases, para poder colocarle el aparato a los pacientes aquejados de un problema de corazón.

Desde el Área de Salud de Ibiza y Formentera aseguraron que se trata de «una situación coyuntural» y que a principios de este 2018 estará solventado con la contratación de nuevo especialista en Cardiología formado en poner marcapasos. De hecho, el Servicio de Cardiología cuenta con una especialista formada en marcapasos pero se necesitan dos facultativos para la realización de esta técnica. Hasta marzo de 2017, la cardióloga formada en esta técnica estuvo asistida por un médico intensivista «pero la presión en el servicio no permite la disponibilidad del intensivista», explicaron desde el Área de Salud. Entonces se decidió derivar a los pacientes que había que ponerles marcapasos aunque los casos en los que hay sustituciones de los aparatos se siguen realizando desde Ibiza. Entre unos 80 y 90 pacientes son los que se han tenido que derivar a Palma desde que se dejó de implantar los nuevos marcapasos. La media de marcapasos que se instalaban en Ibiza es de una decena al mes.

El marcapasos es un aparato que se coloca quirúrgicamente junto al corazón y que, mediante señales eléctricas, regula la estimulación del corazón y mantiene la frecuencia cardíaca adecuada a las necesidades de cada momento.

El portavoz de la Comisión de Sanidad del PP de Ibiza, Luis Conill, aseguró que hay predisposición de los intensivisitas para que puedan ayudar a colocar los nuevos marcapasos, «pero la Gerencia no se ha involucrado y no ha intentado resolver el problema». Aseguró que si en enero se contrata a un cardiólogo intervencionista para marcapasos «será una maravilla porque me preocupa bastante; hay muchos pacientes que se derivan a Palma». «No es fácil encontrar a un cardiólogo con experiencia en poner marcapasos», añadió. Conill aseguró, además, que «si no encuentran a un cardiólogo intervencionista que contraten a otro intensivista».

EL APUNTE

«Es intolerable que estén con un marcapasos externo»

El coordinador de la comisión de Sanidad del PP, Luis Conill, califica de «intolerable que los pacientes estén con un marcapasos externo varios días en la UVI hasta que los trasladen a Palma para colocárselo». Conill expresó su preocupación por esta situación ya que no solo por las molestias ocasionadas a los pacientes sino también por la ocupación de las camas en la UCI de los pacientes hasta que puedan ser derivados. «Es un problema muy grave.

Cualquiera de nosotros puede tener una arritmia y necesitar un marcapasos».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.