Visto para sentencia el juicio contra un hombre cazado con drogas en un ferry con destino a Ibiza

| | Ibiza |

Valorar:
preload
El caso fue instruido por el juzgado número 4 de Ibiza.

El caso fue instruido por el juzgado número 4 de Ibiza.

Un tribunal de la sección primera de la Audiencia Provincial dejó ayer visto para sentencia el juicio contra un hombre de 38 años que se enfrenta a una petición fiscal de cinco años de prisión por un delito contra la salud pública tras ser interceptado por la Policía Nacional en un ferry que hacía la conexión Dénia-Ibiza con un trozo de resina de cannabis y una bolsa de anfetamina, así como 4.250 euros en efectivo.

El acusado, E.D.R., que en 2011 ya fue condenado por la Audiencia de Álava a tres años de prisión por un delito de tráfico de drogas, no aceptó ningún acuerdo de conformidad y alegó ante la sala ser consumidor y que las drogas no iba a destinarlas a la venta a terceros.

En su turno de última palabra insistió en que las drogas eran para consumo propio y por ello la defensa solicitó la libre absolución. Durante el juicio también declararon los agentes que intervinieron en la incautación. El Ministerio Fiscal mantuvo su escrito de acusación por un delito contra la salud pública con sustancias que causan grave daño para la salud.

Los hechos juzgados se remontan al 15 de agosto de 2015, cuando el acusado fue sorprendido por una patrulla de la Policía Nacional en un control de pasajeros a bordo de un buque que realizaba el trayecto Dénia-Ibiza. Según el escrito de acusación, el hombre tenía en su poder un trozo de resina de cannabis de un peso de 49,143 gramos y una bolsa que contenía algo más de 10 gramos de anfetamina.

La Fiscalía mantiene que el acusado se disponía a vender la droga a terceros en Ibiza y que en el mercado las sustancias habrían alcanzado un valor de 660 euros. Además, los agentes le intervinieron 4.250 euros procedentes de la venta a terceros.

Los hechos son constitutivos de un delito contra la salud pública. Según la Fiscalía, procede imponer al acusado una pena de cinco años de prisión y una multa de 1.500 euros.

El acusado estuvo tres días en prisión provisional por estos hechos y en sus antecedentes cuenta una pena de tres años de cárcel que quedó suspendida durante cuatro años con la condición de no volver a delinquir, un hecho que habría incumplido.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.