El PP cree que la nueva clasificación del Hospital Residencia Cas Serres puede perjudicar la estabilidad del centro

|

Valorar:

El Grupo Popular en el Consell d'Eivissa ha asegurado que la nueva clasificación del Hospital Residencia Asistida de Cas Serres puede perjudicar «notablemente» su estructura y, por lo tanto, su estabilidad.

«El Govern elimina la categoría de hospital y, por tanto, se suprime también el derecho del Consell a recibir el dinero correspondiente a este concepto», ha explicado la consellera María Ferrer, quien ha anunciado que van a pedir explicaciones.

Según ha considerado el PP, el Govern debe garantizar que se mantendrán las funciones que se realizan en la actualidad porque, de no ser así, desaparecerán estos servicios o los deberá pagar el Consell, lo que podría «implicar una progresiva disminución de funciones y, en consecuencia, una reducción del personal del centro».

Ferrer también ha dicho que la apertura del antiguo Can Misses como centro sociosanitario también condicionará la situación de Cas Serres y suponer la reducción de servicios.

El PP ha declarado que «tanto el Govern como el Consell deben dejar de enredar con esta situación y dar las explicaciones correspondientes porque hay muchos usuarios y trabajadores que se pueden ver afectados».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.