5

Un total de 15 quilos de metanfetamina ‘cristal’ que al llegar a Ibiza se habrían convertido en un millón y medio de dosis valorados en más de 400.000 euros. Es el alijo de droga interceptado por agentes de la Guardia Civil a dos jóvenes holandeses de 25 años que ayer pretendían embarcarse en un ferry desde Dénia con el cargamento de droga.

Según informaron fuentes de la investigación, los dos jóvenes llevaban la partida de drogas escondida en un «elaborado» compartimento del maletero, cuya apertura se realizaba electrónicamente desde el interior del vehículo.

Para acceder a este cofre sellado, era imprescindible accionar un mecanismo electrónico que era activado por un interruptor que iba oculto en la parte de los pasajeros, precisaron fuentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Alicante.

Los agentes encargados de la vigilancia en el puerto de Dénia detectaron pequeños detalles que les hicieron sospechar de los dos jóvenes que viajaban con un coche familiar. Tras un examen más exhaustivo del interior del vehículo, los agentes desmontaron una de las placas de separación del suelo al maletero hasta dar con la trampilla que daba paso al habitáculo cerrado.

Tras retirar la placa, los agentes de la Guardia Civil especializados en resguardo fiscal hallaron la droga que estaba envasada en bolsas de plástico cerradas al vacío.

Los paquetes escondían grandes piedras de ‘cristal’ que al pasar por la báscula arrojaron un peso de 15 kilogramos. La investigación determinó que la sustancia iba a ser cortada y preparada en dosis para ser distribuida en Ibiza.

Un millón y medio de dosis

Las mismas fuentes precisaron que una vez cortada y preparada, el alijo podría haberles reportado a los jóvenes unos beneficios de más de 400.00 euros.

Tras la aprehensión de este importante alijo, la Guardia Civil investiga la procedencia del cargamento. Las mismas fuentes apuntaron que la hipótesis principal es que la droga «se cocinara» fuera del territorio español, en algún país de la Unión Europea.

Los dos arrestados fueron puestos ayer a disposición judicial del juzgado de guardia de Dénia que ordenó su ingreso en prisión sin fianza por un delito de tráfico de drogas.

Desde la Guardia Civil destacaron que con esta intervención se ha impedido la llegada a la isla de 15 kilos de metanfetamina de gran pureza. Se trata de una de las mayores partidas de droga incautada este verano con destino a Ibiza.

Desde la Guardia Civil hacen hincapié en que el consumo de este tipo de droga sintética está creciendo en la Unión Europea, especialmente en las zonas de ocio y turísticas, según advierte la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

Asimismo, insisten en que el cristal provoca graves daños al corazón y el cerebro, causando en ocasiones comportamientos psicóticos, agresividad y en muchos casos la muerte por sobredosis.