La Unidad de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas de Can Misses, acreditada por la Sociedad Española de Medicina Interna

|

Valorar:
De izquierda a derecha: Miguel Ángel Artacho y Francisco Gallego.

De izquierda a derecha: Miguel Ángel Artacho y Francisco Gallego.

La Unidad de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas del Hospital Can Misses ha sido acreditada por el Grupo de Trabajo de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas (GEAS) de la Sociedad Española de Medicina Interna. Así se ha decidido durante la celebración del Congreso de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) que se celebró la semana pasada en Burgos.

La Unidad de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas del Área de Salud de Ibiza y Formentera está formada por los doctores Miguel Ángel Artacho Rodríguez y Francisco Gallego García.

Las enfermedades autoinmunes sistémicas (EAS) poseen dos características esenciales: En su origen, todas comparten un fallo del sistema inmune del organismo que deja de realizar su trabajo adecuadamente y pasa a producir daño en nuestros propios tejidos y células (enfermedad autoinmune). La segunda característica es que prácticamente no existe órgano o tejido que no pueda verse afectado por las EAS, siendo habitual que dichas afectaciones sean múltiples y simultáneas (enfermedad sistémica).

Los pacientes con EAS tienen mayor probabilidad de sufrir infecciones por agentes externos cuando no tienen controlada su enfermedad o, a veces, como fenómeno colateral de ciertos tratamiento a los que deben ser sometidos para controlar su enfermedad. Pero parte de su sistema inmunológico funciona adecuadamente y les protege de agentes externos. Es más bien, que hay un/unos grupo/s de células de defensa (clon/es) que pierden la inmunotolerancia, es decir, a reconocer lo propio como propio y no ajeno. Por ello, se desencadena una activación del sistema de defensa innato y adaptativo y el sistema inmunológico "ataca" a nuestro propio organismo.

Las enfermedades más frecuentes y sobre las que el GEAS ha desarrollado sus principales líneas de trabajo son el Lupus Eritematoso Sistémico –la más conocida‐, el Síndrome de Sjögren, la Esclerodermia, el Síndrome Antifosfolípido, las Vasculitis Sistémicas y las Miopatías inflamatorias, entre otras.

Según el doctor Artacho “es el médico internista el que, por su formación, puede ofrecer una visión integral del paciente, junto con su capacidad para coordinar e incorporar a otros especialistas para formar equipos multidisciplinarios”. Las EAS afectan con frecuencia a personas jóvenes, en pleno desarrollo personal y profesional, y si no son diagnosticadas y tratadas por médicos formados específicamente y con una amplia experiencia clínica, se producen retrasos en su diagnóstico y, por tanto, en la instauración del tratamiento más adecuado.

El doctor Gallego aclara que “las EAS pueden ocasionar daño a diferentes órganos como el cerebro, los riñones, los pulmones, el corazón o la vista, y pueden conllevar situaciones clínicas graves con una alta mortalidad; unas situaciones complejas cuyo manejo exige profundos conocimientos de Medicina Interna”.

La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), en total conexión con la comisión nacional de la especialidad, ha fortalecido la estructura de Interna, ha propiciado y estimulado el crecimiento de activos grupos de trabajo interdisciplinarios en distintas áreas de conocimiento, entre ellos las EAS. El principal objetivo del grupo es aglutinar en un foro común a los internistas que forman parte de Grupos y Unidades de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas, así como a todos aquellos con interés en formarse en estas patologías, y promover el trabajo en red con la creación de registros nacionales de pacientes, programas de formación de excelencia y proyectos de investigación clínica y trasnacional.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.