«Hay que ser responsable, no se puede comprar un perro y luego tirarlo a la basura porque sobra»

| | Ibiza |

Valorar:

Jornada de adopción responsable en Ibiza.

Manu Gon

El Ayuntamiento de Ibiza organizó este domingo en el Mercat Vell de Ibiza una jornada de adopción responsable para encontrar hogar a los cerca de 90 perros que viven actualmente en el Centre de protecció animal de Sa Coma

Una quincena de perros acudieron acompañados por una decena de voluntarios desde el Centre de protecció animal de Sa Coma al Mercat Vell de Eivissa para lucirse y poder encontrar alguien que les pueda dar un nuevo hogar. Había de distintas razas aunque tal y como aseguró a Periódico de Ibiza y Formentera la concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Ibiza, Montse García, la mayoría eran de las conocidas como potencialmente peligrosas (PPP). Cualquiera lo diría, porque ante la mirada de los curiosos y la vigilancia de sus cuidadores, se mostraron amables y solícitos dejándose fotografíar y grabar constantemente. "Hubo un tiempo en el que se puso de moda comprar este tipo de perros y por eso en Sa Coma ahora tenemos muchos, pero la mayoría tienen una fama que no se merecen porque si se les educa desde pequeños y se les da el cariño suficiente son tan buenos como el resto", aseguró García.

Foto: Manu Gon.

La intención de esta jornada de adopción responsable era precisamente esto, concienciar sobre la importancia de que no se puede adoptar un perro por capricho y que si de verdad se quiere, es mejor adoptar que comprar uno. "Actualmente en Sa Coma tenemos unos 90 perros que esperan una segunda oportunidad y eso es porque hay mucha gente que en su día no fue lo suficientemente responsable,se enamoró de un perro y luego lo abandona porque se ha dado cuenta que exige una serie de esfuerzos y responsabilidades con las que no contamos".

Por ello durante la jornada de hoy nadie se podía llevar un perro por mucho que le gustara. "Hay que tener conciencia, no se puede comprar un perro y luego tirarlo a la basura porque sobra. Esto no es como un reproductor de DVD que te lo llevas de una tienda porque te gusta. Hay que ir al centro de Sa Coma, pasear un par de veces con él, saber si él se hace a ti y luego pensar que ellos también tienen su corazoncito y sufren mucho cuando los abandonas", explicó una de las voluntarias.

Foto: Manu Gon.

Otro de los objetivos de la jornada es la de intentar encontrar más voluntarios. Montse García explicó que hay bastantes pero siempre viene bien que haya alguno más "porque hacen una labor fundamental y sin ellos Sa Coma no podría existir". En este sentido, la responsable de Medio Ambiente de Vila destacó que hay otras maneras de colaborar más allá de pasear los animales "ya que se puede ayudar en jornadas de adopción o publicando lo que se hace desde el centro en las redes sociales".

Precisamente el mejor ejemplo de ello eran la decena de personas de distintas edades y clases sociales que estaban echando una mano. Las dos más pequeñas eran Paula y Alejandra, las hijas de Pepi, trabajadora de Sa Coma. Con 10 y 11 años respectivamente están encantadas cada vez que van por el centro y lo que les más les gusta "es lo contentos que se ponen los perros cuando nos ven y saben que vamos a pasar un rato con ellos".

Venta de material

Durante la jornada también había dos puestos. En uno de ellos estaban a la venta calendarios que han editado distintas asociaciones de Ibiza y billetes de lotería con el fin de recaudar algo de dinero que, según García, se invertirá en cubrir aquellos gastos a los que no puede hacer frente Sa Coma.

Foto: Manu Gon.

Además, a su lado Marta e Iratxe, de Care4Cats hacían lo propio. Ellas se encargan únicamente de gatos y su trabajo consiste en esterilizar el mayor número posible de los que hay abandonados porque, según aseguró Marta, "cuanto más allá así menos habrá sufriendo por las calles". Desde que se creó la asociación han tratado más 12.000 gatos, siempre gracias a su trabajo desinteresado y a la colaboración económica de voluntarios. Actualmente el Ayuntamiento de Ibiza se ha sumado a los de Sant Antoni y Santa Eulària para registrar una colonia y ayudarles en su trabajo, aunque echan en falta la ayuda, por ejemplo, de Sant Josep.

Datos:

Según los datos del Centre de protecció Animal de Sa Coma en 2015 se registraron 273 adopciones, el 83% de los 294 perros que había ingresados. En 2017 hubo 155 adoptados sobre los 199 que había, bajando la tasa de adopción al 78%. Este año, hasta el día de hoy, han entrado 330 perros, de los cuales 100 fueron recuperados por sus propietarios tras haberse perdido y 138 ya han encontrado un nuevo hogar.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.