Armengol fija el objetivo de limitar el turismo de excesos y los cruceros y favorecer el acceso a la vivienda

|

Valorar:
preload
Para la jefa del ejecutivo en funciones, para quien el acuerdo programático firmado por el PSIB, Podemos y MÉS per Mallorca contribuirá a la «estabilidad política».

Para la jefa del ejecutivo en funciones, para quien el acuerdo programático firmado por el PSIB, Podemos y MÉS per Mallorca contribuirá a la «estabilidad política».

26-06-2019 | Jaume Morey

El próximo Govern de Baleares, una coalición entre el PSIB, Podemos y Més, definirá «hasta que punto el actual modelo de turismo de cruceros encajará con nuestros objetivos» y fijará «un techo» que sea «sostenible social y económicamente».

Así lo avanzó este miércoles Francina Armengol, presidenta en funciones y candidata a la reelección, durante el discurso que abrió el debate de investidura y que concluirá esta tarde con una votación que inaugurará una nueva etapa en la política balear: será la primera vez que la izquierda consigue engarzar una legislatura con otra. Armengol (Inca, 1971), salvo ruptura imprevista, prometerá su cargo el próximo lunes y, un día después, su Govern tomará posesión.

Después de recordar «el mensaje claro y contundente» que la ciudadanía de las Islas expresó en las elecciones del pasado 26 de mayo, la socialista Armengol dejó claro que la legislatura que ahora arranca será de continuidad y una prolongación de lo que se inició en 2015. A los pocos minutos de iniciar su intervención –de 50 minutos– apuntó al turismo, que definió como «sector clave». Lo vinculó a la protección medio ambiental –dijo que no puede entenderse de otra manera que como un compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente– y apuntó que ha llegado el momento de «unirnos en una estrategia que ponga límite al turismo de excesos» y que «nos permita crecer en rentabilidad sin consumir más territorio y recuperando parte del que hemos consumido».

El partido de Armengol, el PSIB, gestionará directamente Turisme, que irá unido a Economía y Treball. «Hemos de ser valientes», dijo después de referirse explícitamente a la necesidad de limitar la llegada de cruceros.

La presidenta planteó a los grupos políticos lo que llamó «seis grandes retos» para los próximos cuatro años. El primero, pasa por «un gran acuerdo de país» para «modernizar y diversificar nuestra economía y asumir un nuevo modelo de financiación que haga justicia a la generosidad y el compromiso de Baleares con el resto del Estado.

El segundo, «un acuerdo que haga más eficiente nuestra Administración»; el tercero, «dotarnos de servicios públicos de más calidad»; el cuarto, «hacer de la vivienda un derecho real» (aludió a que en los próximos meses impulsará «medidas extraordinarias para favorecer el acceso a la vivienda» y que saldrán al mercado en régimen de alquiler social más de mil pisos que se encuentran en manos de bancos y fondos de inversión); el quinto, «más derechos y libertades para que en el centro de nuestras políticas estén siempre las personas» y, el sexto, «luchar de forma efectiva contra el cambio climático con una transición energética modélica y una movilidad sostenible», según precisó.

Durante toda su intervención, que desarrollaba los puntos recogidos en el acuerdo de gobernabilidad que se selló en el Castell de Bellver, fue y vino sobre estos asuntos que este jueves irá completando previsiblemente durante el debate con los grupos.

La presidenta apenas aludió a cuestiones lingüísticas aunque sí se explayó con referencias a la cultura (aunque se gestione desde una Dirección General) y a la educación, dos de las áreas que también gestionará el PSIB en el próximo ejecutivo de coalición.

Sobre esta cuestión, destacó que sus objetivos en el sector educativo serán ampliar la gratuidad escolar hasta los 3 años, ampliar la plantilla de docentes, mejorar las becas con más ayudas, reducir las tasas universitarias y consensuar una ley educativa «propia» para «afrontar, desde la proximidad» las soluciones que «necesita» la población. En relación a la sanidad –otras de las áreas que gestionará directamente el PSIB– Armengol anunció que tiene «en marcha más centros de salud y nuevos recursos hospitalarios» y ha señaló que ampliará los servicios públicos, como el de salud bucodental, y que implantará planes de salud.

La presidenta insistió en la necesidad de «sumar esfuerzos» y «ganar músculo» para conseguir «objetivos de país» y en ese punto (a falta de los detalles que este jueves pueda esbozar) se refirió a «conseguir también la parte fiscal del REB y, sobre todo, un nuevo sistema de financiación». En todo momento, y refiriéndose a cuestiones diversas, incidió en la necesaria «colaboración entre el sector público y privado»

«Culminar las políticas iniciadas hace cuatro años» será el objetivo del nuevo Govern de les Illes Balears. Un Govern –dijo la candidata y futura presidenta socialista– que trabajará por conseguir «una sociedad feminista e igualitaria».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Unomas
Hace 4 meses

Vamos a cuidar bien los algarrobos, que con tanta turismofobia.......

Valoración:-3menosmas

barsacalima
Hace 4 meses

Quin galliner .

Valoración:5menosmas

mas mano dura en cosas importantes
Hace 4 meses

Que mania con los cruceros.. y la venta ambulante?, eso si que molesta y no te deja estar en paz en la playa y eso es una lacra!, porque no se meten con ello? y ya no te digo toda las bandas que entran que fa por!

Valoración:6menosmas

NoVileru
Hace 4 meses

Y nos quedan 4 años para aguantarla y terminar de catalinizar las islas... ????????‍♀️

Valoración:14menosmas

Somos.. Seremos y nos quedamos
Hace 4 meses

Bla bla bla. Psib.. Partido sin interés en Baleares.. Durante otros 4 años...

Valoración:9menosmas

????
Hace 4 meses

Si no tuviéramos la referencia de los últimos cuatro años ......????

Valoración:13menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1