Vila tomará medidas para acabar con las inundaciones y los vertidos al mar

El PSOE dice que se tendrá en cuenta a las pequeñas embarcaciones en el proyecto de boyas de Talamanca

| Eivissa |

Valorar:
preload
El pleno debatió sobre las competencias en materia de transporte público en Vila .

El pleno debatió sobre las competencias en materia de transporte público en Vila .

MARCELO SASTRE

Conseguir acabar con las inundaciones que provocan las lluvias en la parte baja de la ciudad y erradicar los vertidos en el puerto de Vila. Con este objetivo final el Ayuntamiento de Eivissa aprobó ayer por unanimidad una moción del grupo municipal Ciudadanos en la que se pedía la redacción de un Plan Director del Agua para Ibiza.

Así, según explicó el portavoz de la formación naranja, José Luis Rodríguez, el documento deberá detallar «las actuaciones para implantar de manera escalonada en los desarrollos urbanísticos existentes las redes de saneamiento separativas para aguas pluviales y fecales, evitando así los problemas de saturación de la estación depuradora en la época de lluvias o vertidos al mar a través de las redes de pluviales».

En este sentido Rodríguez señaló que se deberá llevar a cabo «mediante un plan de inversiones y un estudio del coste de las mismas».

Desde el equipo de Gobierno, Elena López explicó que se trata de «un documento más dentro de la licitación y adjudicación de mantenimiento de aguas en el municipio» que desde el Ayuntamiento entienden que era necesario.

La redacción de este Plan Director del Agua supondrá «elaborar un documento donde se diga qué actuaciones hay que hacer, dónde tenemos que actuar en cuestión de orden y en qué momento y temporalidad en estas infraestructuras en concreto», dijo.

Por su parte el Partido Popular, apuntó que no solo se trata de redactar el plan «sino de hacer el trabajo que se establezca en el plan director». Marí Bosó insistió en que es algo en lo que habría que trabajar «durante las siguientes legislaturas».

Boyas en Talamanca
Otro de los temas que se debatió en pleno fue el del proyecto de boyas en Talamanca.
El Partido Popular presentó una moción que no salió adelante en la que se pedía «reducir el proyecto sobredimensionado y faraónico de las boyas en la bahía de Talamanca y reducir la rentabilida, porque se pide una concesión sobre 98 boyas con rentabilidad del 33%, que ni el mejor fondo buitre del mundo se conseguiría», apuntó el portavoz popular, Marí Bosó.

Desde el equipo de Gobierno, el concejal de Medio Ambiente, Jordi Salewski, explicó que el proyecto está en proceso administrativo y «cambiarlo ahora no sería bueno». «Salió a exposición pública por parte del Departamento de Costas del Ministerio y estamos a la espera de las alegaciones y también del informe ambiental», comentó. Asimismo, señaló que se llevará a cabo un «estudio geotécnico que nos dirá dónde y cuantas boyas se pueden poner, porque buscarán zonas de arena sin posidonia».

Salewski insistió en que en el proyecto «se conoce la realidad de las pequeñas embarcaciones y se tendrá en cuenta». Además, aseguró que es importante el ocupar un gran espacio en la bahía para poder gestionarla.

Desde Unidas Podemos, Aitor Morrás apuntó que el PP con esta moción quiere «desproteger Talamanca y que en vez de boyas ecológicas donde fondear, que sus amigos de puertos náuticos tengan más clientes».

La petición por parte de Ciudadanos de que el Ayuntamiento de Vila reclame al Consell la cesión de competencias en el servicio de transporte público, fue otro de los puntos de debate en este primer pleno de la legislatura, que tampoco salió adelante. El grupo popular aseguró que es algo necesario pero no como lo planteó la formación naranja en una moción que calificaron de «poco clara». José Luis Rodríguez aseguró que no desistirá en esta propuesta y que la reformulará de cara a próximos plenos.

LA NOTA

El paseo de ses Figueretes, en el punto de mira del PP durante el pleno de Vila

El Grupo Municipal Popular puso de manifiesto la falta de planificación del Ayuntamiento en cuanto al Passeig de Figueretes y lamentó que «la falta de competencia pase factura a los ciudadanos y, en especial, a vecinos, comerciantes y empresarios de este barrio».

Durante el pleno celebrado ayer, el PP preguntó en ocho ocasiones sobre diversos aspectos de las obras del Passeig de Figueretes. El portavoz del grupo, José Vicente Marí Bosó, destacó que «desde el momento en que Ruiz y los demás concejales en febrero empezaron con las sucesivas fotos inaugurales por tramos, han sido innumerables las quejas de vecinos y residentes en relación con diversos aspectos de este proyecto». En especial, el portavoz se refirió a los problemas de accesibilidad y, por ello, preguntó por las medidas previstas para subsanar esta situación. Otras de las cuestiones, que no recibieron respuesta por parte del equipo de gobierno fue el mal estado sobre las numerosas palmeras en mal estado que actualmente siguen en esta zona o por dónde transcurre el carril bici del paseo.