El bote ibicenco ‘Javi’, invitado en la XXIII Diada de la Vela Llatina de Cala Gamba

|

Valorar:
preload
El bote ‘Javi’ en una de sus salidas con Javi Gómez y Toni Sendic a bordo.

El bote ‘Javi’ en una de sus salidas con Javi Gómez y Toni Sendic a bordo.

15-09-2019

Las velas latinas surcan desde el viernes la bahía de Palma de Mallorca por la XXIII Diada de la Vela Llatina del club náutico de cala Gamba. Un encuentro de embarcaciones tradicionales que ya se ha convertido en un clásico en las islas y que este año tuvo como invitado al bote ‘Javi’, de los ibicencos Javi Gómez y Toni Sendic. El evento finaliza hoy y en él han participado 52 naves entre botes y llaüts.

Gómez y Sendic, de la Asociación Marítimo Cultural de Ibiza y Formentera, expusieron en una charla el viernes, dentro de la programación de las jornadas, la situación actual de la propuesta de Museo del Mar de Ibiza y Formentera. Una iniciativa impulsada por la asociación y apoyada a través de un acuerdo por el Ayuntamiento de Vila, el Govern balear, el Consell d’Eivissa y la Autoritat Portuaria de Balears. También explicaron el estado de un proyecto personal que es la restauración de la embarcación ‘La reina del mar’.

Un aparejo peculiar

El bote ‘Javi’ tiene la peculiaridad de estar aparejado de güaira. «Se trata de una clase de aparejo que en el Club Náutico de Ibiza tuvo un crecimiento muy grande en los años 40 y 50. Querían empezar a hacer regatas y establecieron este aparejo como referente. La gente iba con sus botes o sus llaüts de diferentes tipologías pero con el mismo aparejo», según explicaciones de Gómez.

Ese aparejo fue el que se utilizó en las primeras regatas organizadas por el Club Náutico en Ibiza. Se trata del aparejo que se instalado en las embarcaciones conocidas como ‘bruixes’, muy característico de Ibiza.

Gómez y Sendic decidieron restaurar este bote del año 1976, con una eslora de 4,70 metros, y pensaron en montar esta clase de aparejo para preservarlo.

Récord de asistencia

Este año se ha alcanzado la inscripción de embarcaciones más alta de la historia de esta diada, que convierte Cala Gamba en un museo flotante. Un total de 52 embarcaciones han participado en las salidas al mar de este evento que concluye hoy. Los participantes también han podido asistir a charlas, mesas redondas y actividades de limpieza de la costa.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.