Quiebra de la agencia Thomas Cook

Reino Unido repatriará a 3.000 turistas británicos afectados por la quiebra de Thomas Cook en Ibiza

Hoy saldrán los seis primeros vuelos con 500 pasajeros que contrataron sus vacaciones con la compañía inglesa

|

Valorar:
El consulado británico en Ibiza abrió ayer un punto de información en el aeropuerto.

El consulado británico en Ibiza abrió ayer un punto de información en el aeropuerto.

Marcelo Sastre

En torno a 3.000 personas que contrataron sus vacaciones con Thomas Cook desde Reino Unido a Ibiza permanecen en la isla a la espera de que la Autoridad de Aviación Civil (ACC) británica les recoloque en nuevos vuelos para volver a su país, según indicaron fuentes de la conselleria de Turisme del Govern balear. En la jornada de hoy los primeros 500 turistas saldrán del aeropuerto de Ibiza en seis vuelos con destino a: Londres, Manchester, East Midlands, Newcastle, Birmingham y Glasgow.

El consulado británico en Ibiza habilitó ayer una mesa de información en el aeropuerto de la isla con ocho personas divididas en dos turnos para atender las posibles dudas de aquellos afectados por la cancelación de operaciones con Reino Unido del turoperador Thomas Cook.

El Govern balear informó ayer de que en la actualidad hay 5.000 pasajeros de Thomas Cook en Ibiza, por lo que habría otras 2.000 personas que contrataron sus vacaciones con esta empresa desde países de Europa continental que no han visto afectados sus viajes de vuelta ni sus estancias.

A nivel balear hay más de 10.000 personas afectadas, que están retornando «con normalidad» a Reino Unido, según informó el Govern balear.

La embajada británica en Madrid informaba en un comunicado el lunes que «todos los clientes de Thomas Cook, allá donde se encuentren, regresarán al Reino Unido en unos vuelos especiales o se les incluirá en vuelos ya programados de otras compañías aéreas, todos sin cargos adicionales».

Una información que proporciona de forma actualizada la página web habilitada por la AAC en la que se indica que los vuelos de regreso previstos desde Ibiza partirán los días 25, 27, 28, 29 de septiembre y los días 2, 4, 5 y 6 de octubre.

Aunque la cobertura ATOL, prevista por el fondo fiduciario que cubre las eventualidades en viajes organizados por empresas de Reino Unido, cubre tanto la estancia como el viaje de regreso en este caso, «podría ser que haya unos pocos clientes que tengan que comprar un billete de vuelta, pero luego pueden reclamar el importe», según informaba la embajada británica.

Los vuelos programados para la jornada de hoy desde Ibiza, serán operados por la compañía Tui Airways, encargada de asimilar a los pasajeros que se han quedado sin modo de regresar a Reino Unido tras la quiebra del que era segundo turoperador a nivel mundial.

Medidas de estímulo
La Federación Hotelera de Ibiza y Formentera (Fehif) manifestó ayer su disposición para colaborar con las instituciones en la actual situación provocada por la quiebra de Thomas Cook, que «requiere tomar medidas cuanto antes para poder afrontar una situación sin precedentes».

Si bien todavía se evalúan los efectos en el mercado de esta situación, según un informe publicado por la empresa de análisis de datos del mercado turístico Mabrian, la compañía Thomas Cook tenía programadas para Ibiza 15.735 plazas que debían llegar a la isla entre los meses de septiembre y diciembre de este año. También estimaba que se perderían 40.600 plazas ofrecidas por el turoperador para el primer semestre de 2020.

La presidenta de la federación, Ana Gordillo, pidió que las instituciones que «se pongan a trabajar por recuperar a estos turistas que dejarán de llegar a la isla». Para ello comentó la posibilidad de impulsar medidas «como las que plantea el Gobierno de Canarias», que pasarían por la exención de las tasas aeroportuarias o aumentar el presupuesto promocional.

Gordillo manifestó la necesidad que se veía por parte de la patronal de «quitar las trabas al turista», entre las que mencionaba la ecotasa. «El impuesto turístico se puso en marcha en un momento en el que el turismo iba bien, pero en la actualidad tenemos problemas como la devaluación del mercado alemán, el Brexit o ahora la quiebra de Thomas Cook. Son muchos factores a tener en cuenta».

Es por ello que solicitó la supresión de este impuesto y el uso de lo recaudado en esta campaña para paliar los efectos que tendrá la quiebra de Thomas Cook en las Balears. «Es necesaria una promoción contundente de cara a salvar este número de turistas que vienen de Reino Unido, que en Ibiza son uno de cada cuatro. Es por ello que nos ponemos a disposición de la administración para trabajar en este sentido».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.