El cierre del aeropuerto por las noches a partir de noviembre preocupa al sindicato Satse

El sindicato afirma que las obras en el aeródromo no permitirán hacer traslados en avión ambulancia

| Ibiza |

Valorar:
preload
Tensa reunión entre sanitarios, IB-Salut y Eliance en el Hospital de Can Misses.

Tensa reunión entre sanitarios, IB-Salut y Eliance en el Hospital de Can Misses.

21-10-2019 | DANIEL ESPINOSA

Representantes de los trabajadores de la sanidad mostraron ayer su «preocupación» por el «cierre en noviembre» del aeropuerto de Ibiza durante las noches, motivado por unas «obras de rehabilitación», y que impedirían el traslado en avión de pacientes, a centros de referencia como Son Espases.

Esta fue la sensación que transmitió la delegada del sindicato de enfermería (Satse), Carmen Ortiz, tras la reunión mantenida en el Hospital de Can Misses entre representantes del IB-Salut, la empresa adjudicataria del servicio de traslado sanitario entre las islas, Eliance, y el personal sanitario.

Reunión «tensa»
El encuentro mantenido en la mañana de ayer lunes debería haber servido para resolver las dudas y diferencias que tienen las partes, en cuanto al «incumplimiento» del pliego de condiciones y sus prescripciones técnicas del servicio de transporte sanitario pero fuentes que asistieron a la reunión afirman que se desarrolló en un ambiente de «tensión».

El incumplimiento, según denuncian IB-Salut y los sanitarios, se centra en la negativa de la empresa al vuelo multipiloto (que haya un segundo piloto en el helicóptero que realiza los traslados) y en la falta de acreditación de los pilotos para volar en modo instrumental (con una serie de asistencias técnicas, cuando no existe contacto visual con el terreno, como es el caso entre Ibiza y Mallorca) y que, en caso de vuelo nocturno o con malas condiciones meteorológicas, ayudaría al piloto a maniobrar.

Para resolver estos inconvenientes, el IB-Salut y Eliance acordaron, como solución temporal, hacer estos traslados en avión para mayor seguridad. Ahora bien, Ortiz transmitió su «preocupación» porque según explicó «el aeropuerto va a cerrar por la noche a partir de noviembre, con lo cual la pista estará cerrada para hacer trabajos de rehabilitación y los aviones no podrán operar».

«Es un problema bastante grave porque se abre un escenario muy complicado y tiene que haber respuesta antes de que se cierre esta pista, porque no se puede permitir. Son pacientes críticos y en las islas es la única manera de ofrecer la misma asistencia sanitaria, que se presta en centros de referencia como Son Espases», subrayó la sindicalista.
En opinión de Ortiz sería «un retroceso en la calidad asistencial» que se da a los pacientes de Ibiza y Formentera, el hecho de «paralizar un vuelo» porque la pista del aeropuerto está cerrada y el avión no puede despegar.

La representante de los trabajadores hizo especial hincapié en que ahora «se acercan malas condiciones meteorológicas» y a su juicio el vuelo instrumental «podría ser una de las maneras, que garantizaría que el helicóptero pudiera volar de noche o con malas condiciones meteorológicas pero de momento no se puede volar así».

Sin embargo, tanto desde el sindicato como desde IB-Salut remarcaron que la seguridad de los vuelos «está garantizada». «Los vuelos se hacen con condiciones plenas de seguridad, es más si en algún momento, algún piloto decide que no se puede volar, ya sea en vuelo visual o instrumental, no se despega», argumentó el gerente del Samu 061, José Antonio Bellver.

Plan de Formación
Con el objetivo de dar una solución a la acreditación de los pilotos, la empresa se «compromete» a elaborar un cronograma para «formar al resto de pilotos que no lo están y darles la acreditación para volar en vuelo instrumental», apuntó Bellver.

«Los plazos para formar a un piloto los comunicará la empresa en la próxima reunión, ya que es una cuestión de simuladores pero desde el IB-Salut se exige lo mismo que los sanitarios, que se cumpla el pliego de condiciones y sus prescripciones técnicas, es decir que haya dos pilotos y que los dos estén acreditados para volar en instrumental», recalcó el representante del IB-Salut.

Más crítica se mostró Ortiz, que denunció que Bellver «no se ha comprometido a nada, no ha cerrado ni un solo plazo y no ha mostrado ningún tipo de compromiso», además de remitirles a «una próxima reunión con el IB-Salut, donde se informaría de los todos los flecos que quedan pendientes».

Cuantificar incumplimientos
Preguntado por si se ha barajado la reversión del contrato con Eliance, Bellver ha reconocido que «puede llegar a un punto en que se plantee» pero advirtió que «los incumplimientos se han de cuantificar por las repercusiones económicas» que pudiera tener la reversión. «Cuando incoas y abres un expediente, lleva un proceso que puede derivar en un expediente sancionador por incumplimiento de algún punto pero es un proceso que hay que ver si cumple los requisitos de reversión», concluyó

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.