Ganchillo en Puig d’en Valls para celebrar las fiestas de Navidad

El Grupo de ganchillo ha creado un original árbol de más de dos metros de altura y más de 250 recuadros elaborados con ovillos de lana de muchos colores

|

Valorar:
preload
Los creadores del original árbol de ganchillo de Puig d’en Valls.

Los creadores del original árbol de ganchillo de Puig d’en Valls.

Más de 250 recuadros a los que se han destinado 12 ovillos de lana verde «y los restos de todos los colores que había en casa». Todo ello para hacer un árbol de navidad de más de 2 metros de altura íntegramente de piezas de ganchillo. Esto es lo que luce desde ayer por la tarde en el Centro Cultural de Puig d’en Valls gracias a las manos y el trabajo de las integrantes del Grupo de ganchillo de la localidad.

Un árbol muy colorido que tiene sus bolas e incluso sus regalos hechos de lana. Más de un centenar de horas de trabajo individual han dado lugar a este proyecto colectivo. Una gran estrella, por supuesto de ganchillo, remata lo alto del arbol.

«Este proyecto es la Navidad». Así de claro lo expresaban sus creadoras ayer a Periódico de Ibiza y Formentera. Es el resultado del «trabajo conjunto y del amor a la comunidad». La idea la dio Ana en el mes de octubre del año pasado, al inicio del taller tras el descanso estival. El año anterior, el Centro Cultural había puesto un árbol de Navidad de libros, así que pensaron que sería una idea muy buena hacer el de este año de ganchillo.

Dicho y hecho. Decidieron ponerse con la labor y encontraron un ejemplo en la red social Pinterest. Con esa fotografía decidieron ponerse manos a la obra. Mari fue quién definió el patrón. Encargaron al marido de la impulsora del grupo de ganchillo, Mª Ángeles Ferrando, que hiciera una estructura metálica sobre la que dispondrían los casi 50 metros de recuadros de ganchillo. Tantos hicieron que les sobraron incluso para hacer los regalos que adornan el árbol.

Repleto de anécdotas
El proyecto tuvo su intríngulis. Primero, la estructura metálica era tan grande que no se podía sacar de casa de Mari Ángeles, por lo que tuvieron que deshacerla y volverla a hacer para poder llevarla a un garaje cercano al centro cultural. Luego llegó el problema de la forma. Al ser un cono lo que había que vestir, los cuadros de arriba tenían que ir empequeñeciendo. Finalmente, optaron por adaptar las tiras para que encajase perfectamente.

Al final, todo ha salido genial tal y como se puede ver con el resultado. El original y precioso árbol quedará expuesto durante todas estas fechas de Navidad para deleite de todo el que pase por el Centro Cultural de Puig d’en Valls.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.