Torres valora acercar servicios de la Forensía al juzgado de Violencia sobre la Mujer

| |

Valorar:
preload
Torres y el responsable de la Forensía, Juan Ramón Sancho, conversan junto a la protesta.

Torres y el responsable de la Forensía, Juan Ramón Sancho, conversan junto a la protesta.

DANIEL ESPINOSA

«Estamos en una fase de ajustes. Hoy –por ayer– es un día de arranque, de puesta en servicio de una sede cuyas ventajas en accesibilidad, servicios, facilidad y espacios ya se están apreciando y la valoración es muy positiva. Ahora hay que ir puliendo detalles». Así valoraba el juez decano de Ibiza, Juan Carlos Torres, las primeras horas de servicio de la nueva sede judicial de sa Graduada.

Torres atendió a los medios de comunicación minutos antes de las 11.00 horas, instantes antes de la segunda concentración protesta realizada por el personal del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses ante la entrada del nuevo edificio judicial, flamante por fuera y un mar de dudas en su interior.

Dos horas después de abrir las puertas al público, el juez decano valoró como «exitosa» la entrada en actividad y avanzó que «se está valorando la posibilidad de acercar alguna dependencia de la Clínica Médico Forense al juzgado de Violencia sobre la Mujer de cara a prestar un mejor servicio a las víctimas, más próximo e inmediato».

«Si cuando se estrena una vivienda hay unos primeros meses de correcciones y ajustes, imagínense en un edificio de esta envergadura», enfatizó Torres, quien relató que durante las primeras horas de servicio visitó las diferentes plantas, «comprobando las necesidades y recibiendo solicitudes que trataremos de cursarlas a través del Decanato». En este sentido, indicó que se trataba de «detalles que no impiden la puesta en servicio de la nueva sede, yo creo que exitosa, en un día histórico». Así, citó cuestiones como la colocación de cortinajes movibles en algunas cristaleras, antes de ser cuestionado por las quejas del personal del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses. En este sentido, reiteró la posibilidad de acercar algunos servicios al juzgado de Violencia sobre la Mujer, pero, a partir de ahí, su discurso versó sobre el juzgado especializado del que es magistrado titular. «Ya hemos arrancado y hay posibilidad de mejorar las instalaciones. Estamos en una fase de ajustes de asentamiento que llevará unos meses, pero es lo normal», subrayó Torres. A pesar de esta fase de ajustes, avanzó que desde el juzgado de Violencia sobre la Mujer van a comunicar al TSJIB y al Consejo General del Poder Judicial «que se valore la posibilidad de levantar parcial o totalmente la inhabilitación de actuaciones que se decretó» por el incendio.

Segunda protesta de la Forensía

El personal del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses llevó a cabo ayer una segunda protesta en la que exhibió los carteles en los que reclama «dignidad para su trabajo y para los usuarios». Asimismo, criticó la presencia de órganos externos a Justicia en zonas destacadas del edificio mientras ellos están en el sótano.

Durante la jornada de ayer, el personal de este servicio atendió a varias víctimas, al tiempo que acababa de colocar personalmente muebles y las camillas de reconocimiento.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.