Gastronomía / Cuarta edición del 'Alliolis Festival'

Un tutorial de YouTube lleva a Arturo a ser uno de los ganadores del ‘Alliolis Festival’

El joven se presentó al concurso de rebote y vio un vídeo en internet minutos antes para aprender a hacer la salsa

| | Sant Antoni |

Valorar:
preload
Algunos de los participantes junto con Chusa Gálvez.

Algunos de los participantes junto con Chusa Gálvez.

Arguiñe Escandón

Aceite de trufa o almendras picadas fueron algunos de los ingredientes ‘extra’ que usaron los participantes de la cuarta edición del ´Alliolis Festival’ celebrado ayer en el Mercat de Forada.

Y es que, como en años anteriores, la cita gastronómica permitía apuntarse en dos categorías diferentes: la ‘PRO’, para hacer el alioli tradicional a base de ajo, aceite y sal, y la ‘CHOF’, usando un ingrediente más excepto el huevo.

Con la idea clara, 12 personas -según confirmó la organización- se animaron a elaborar esta salsa tan típica del Mediterráneo. «No es fácil que emulsione sin usar nada líquido, como leche o huevo», dijo Chusa Gálvez, coordinadora del Mercat, «y seguro que acaban todos con el brazo entablillado», bromeó.

Fácil no fue y si no que se lo digan a Paula que, a escasos minutos de agotar el tiempo estipulado, se retiró al darse cuenta que se le había cortado. Y no fue a la única que le pasó.

Sin embargo, la anécdota de la jornada vino precisamente de Arturo, uno de los ganadores del ‘Alliolis Festival’. El plan inicial, según contó, es que participara el chef de la coctelería Tropical Pinguin, de Sant Antoni, «pero ayer [por el viernes] salió y hoy no ha venido», explicó.

Así que ni corto ni perezoso y con las ganas suficientes como para machacar durante 30 minutos ajo con un mortero, Arturo se lanzó al concurso. «Es la primera vez que lo hago, mi primer alioli», contó. De hecho, ni siquiera sabía los pasos a seguir, por lo que «he tenido que ver ahora un tutorial en YouTube».

«¿Está muy picante?», preguntó. Ante una respuesta que le indicó que estaba en su punto, Arturo dio por finalizada una salsa que, sin él saberlo, minutos después le llevaría al podio del Festival.

Ana fue la otra ganadora de la jornada y lo único que la diferenció de Arturo es que había hecho una prueba una semana antes de presentarse al concurso. «Lo hice por probar porque no lo había hecho en mi vida», señaló, al tiempo que dijo que «los que lo probaron me pusieron algún defectillo».

Sin embargo, eso no le amedrentó y cogió al toro por los cuernos. «Hay que participar siempre porque si no, ¿qué hacemos en invierno en Ibiza?», preguntó. «Hay que divertirse», añadió.

Otro de los participantes que no tuvo la suerte de hacerse con el premio fue Isaac. Un ibicenco que llevaba una semana dándole al mortero para conseguir el alioli ganador.

«Habré hecho unos 10 o 12, pero lo que se dice comer... se podían comer tres», dijo entre risas.

Ayer probó a hacer dos salsas: una con yogur, «que no ha salido tan densa como lo es la tradicional», y otra con almendra, «que he ido a arriesgar, pero no ha llegado a ligar», por lo que tendrá que seguir probando para la próxima edición.

Eventos en el Mercat de Forada

En lo que coincidieron todos los participantes es en que se trata de una actividad «muy positiva» al tener como objetivo fomentar el producto local. Precisamente en la cita de ayer esto se cumplió a rajatabla gracias a la aportación de aceite, ajo y sal de la isla por parte del Consell d’Eivissa.

«El municipio se Sant Antoni es muy grande y tenemos mucho producto de interior que hay que promocionar y estos eventos promocionan precisamente eso», sostuvo Miguel Tur, concejal de Fiestas. Asimismo, recordó que «siempre hay que mirar hacia el agricultor que cosecha y quiere hacer el campo visible».

Por su parte, la coordinadora del Mercat de Forada subrayó la importancia de hacerlo en este enclave al ser «especial de por sí». Y es que es el único mercado de la isla que solo ofrece, indicó, producto local, tanto en alimentación como artesanía.

«Hacemos cuatro eventos grandes al año, cada uno con una temática, y sí que se nota que, en estas ocasiones, viene más gente», sostuvo Gálvez. Sin ir más lejos, ayer se batió récord de puestos con un total de 45, frente a los 35 que suele haber cada sábado.
Además, de cara al mes de marzo la Cooperativa Integral de Ibiza -quien gestiona el mercado- se ha puesto como reto a organizar «bien» una jornada gastronómica con el calçot como producto estrella. «El año pasado probamos y nos desbordó», indicó la coordinadora, así que 2020 será el año en el que despegue el nuevo concurso.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.