Comerciantes de la Marina exigen a Vila que quite las señales de restricción de paso

Desde el pasado 1 de noviembre y hasta el 30 de abril se puede acceder a la zona de manera libre, pero se mantienen las señales que advierten que es una zona de circulación restringida

| |

Valorar:
preload
En la zona se mantiene el semáforo ámbar, la señal de acceso restringido y la de zona azul.

En la zona se mantiene el semáforo ámbar, la señal de acceso restringido y la de zona azul.

DANIEL ESPINOSA

La Federación de Comerciantes La Marina-Puerto de Ibiza exige al Ayuntamiento de Eivissa que quite o tape las señales que limitan el acceso al barrio de la Marina en coche durante el invierno. Cabe destacar que el Área de Circulación Restringida (ACIRE) se dejó sin efecto temporalmente mediante decreto por parte de Vila desde el pasado 1 de noviembre hasta el 30 de abril de 2020, por lo que se autoriza la circulación de vehículos de manera libre, sin riesgo de ser multados, hasta el 30 de abril del año que viene.

Sin embargo, según recalcaron ayer desde la Federación de Comerciantes, por lo general la gente desconoce que el acceso es libre durante el invierno, principalmente porque se mantienen las señales que indican que es un área de acceso restringido, lo que «induce a confusión». «No es la única causa, pero sí una de ellas de que la actividad durante el invierno vaya a menos. No puede ser que digas que desde el 1 de noviembre se puede acceder a la zona y mantengas los semáforos intermitentes en ámbar y las señales que te advierten de que es una zona restringida al tráfico; de noche parece que te acercas a una frontera. Lo ideal sería que estas señales se quiten o bien se tapen hasta el 1 de mayo para que no haya confusiones», explicó Joaquín Manuel Senén, presidente de esta federación de comerciantes.

Este recordó que se reunieron con los concejales Pep Tur y Aitor Morrás a mediados del mes pasado para transmitirle esta cuestión, entre otras. Otro de los aspectos que reclaman a Vila es que se incrementen los 20 minutos disponibles cuando está en marcha la ACIRE porque «no es tiempo suficiente si tienes que dejar a alguien o ir a hacer algún tipo de compra. Además, la zona azul te deja pagar una hora entera, pero luego solo puedes estar 20 minutos, que es lo permitido por la ACIRE. No tiene lógica», apuntó.

También llevan exigiendo desde hace tiempo la apertura de la barrera de la primera línea del puerto viejo (fachada marítima). «Llevamos tres años pidiéndolo y nos dicen que tengamos paciencia, que la gente se tiene que acostumbrar y la realidad es que cada vez hay más bares y restaurantes cerrados», precisó.

En este sentido, tanto en invierno como en verano, únicamente se puede acceder en coche a la fachada marítima en horario de carga y descarga, que es de 07.00 a 11.00 horas y de 16.00 a 18.00 horas. El resto de horas está cerrado. «Si se abriera la barrera del puerto en invierno daría oxígeno también a la Marina», añadió Senén. Además, reclaman que el bus que sale del parquin disuasorio de es Gorg al muro de la fachada marítima se mantenga en invierno ya que únicamente ha funcionado en horario de tarde-noche (de 19.00 a 01.00 horas) en verano.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.