Forada se vuelca en el concurso de salsa de ‘Nadal’

Un total de 12 participantes se presentaron ayer al concurso de salsa de Nadal y bescuit, que se celebra cada año en el Centro Social de Forada, «desde hace 20 años» según el presidente de la Asociación de Vecinos del pueblo, Pepe Cucons

| Eivisa |

Valorar:
preload
Degustación de la salsa de ‘Nadal’ y los ‘biscuits‘ durante el concurso en el Centro Social de Forada.

Degustación de la salsa de ‘Nadal’ y los ‘biscuits‘ durante el concurso en el Centro Social de Forada.

L.Amores

Un total de 12 participantes se presentaron ayer al concurso de salsa de Nadal y bescuit, que se celebra cada año en el Centro Social de Forada, «desde hace 20 años» según el presidente de la Asociación de Vecinos del pueblo, Pepe Cucons.

La ganadora de la mejor salsa de Nadal fue Antonia Juan Boned.

Así mismo, Josefa Torres Prats obtuvo la victoria al mejor bescuit, uno de los bizcochos típicos ibicencos y de estas fiestas.

Alrededor de las 18.45 horas, comenzaron a llegar los vecinos de la isla que quisieron participar con sus salsas de Nadal y sus bescuits para someterse al veredicto del jurado popular. La participación estaba abierta a cualquiera que quisiera presentarse.

Las salsas y los bescuits que llevaron los concursantes se pusieron en jarras y platos anónimos, diferenciados por números, para que quien votara no conociera el autor de cada uno de los platos.

Durante media hora, unos 20 asistentes degustaron los platos para proceder a la votación y dar a conocer los más votados y, por lo tanto, el ganador de cada categoría.

Cristina Ribas, miembro de la Asociación de Vecinos de Forada, explicó que «hace 20 años surgió esta idea para intentar conservar y dar a conocer los productos típicos de nuestra isla».

Una tradición que une a las familias para preparar estos manjares en estas fechas tan señaladas, como es el caso de Josefa Torres que apuntó haber elaborado «un bescuit con la ayuda de su nuera», un bizcocho que suelen realizar juntas y que como ingredientes principales lleva «harina, huevo, levadura, y anís, entre otros»; además de «algún ingrediente secreto» que le da el «distintivo» y que Torres no quiso revelar.

Toda la degustación estuvo acompañada con vino payés para además de concursar, pasar una tarde agradable entre amigos y vecinos del pueblo en la víspera de la noche de Nadal.
Los más pequeños fueron los primeros en proceder a la degustación, intentando, algunos, adivinar el plato de su abuela entre todos los cocinados.

El premio final fue una cesta con productos típicos locales de la tierra para que no falten las raíces ibicencas en la mesa durante estas fiestas.

El concurso pone el «cierre oficial a las fiestas patronales del pueblo», que se celebraron durante este mes, con su día grande el 8 de diciembre, según indicó la concejala María Ramón.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.