Los empleados llevan la Navidad a Can Misses

| Ibiza |

Valorar:
preload
Francisco Plaza, responsable del servicio técnico, ganó el primer premio del concurso de decoración navideña y se llevó la cesta más grande.

Francisco Plaza, responsable del servicio técnico, ganó el primer premio del concurso de decoración navideña y se llevó la cesta más grande.

Toni Planells

La magia de la Navidad se respira en todos los rincones del hospital Can Misses gracias a un concurso de decoración navideña donde han participado un gran número de empleados de distintas áreas del hospital, entre ellas la unidad de medicina interna G, pediatría y neonatología, farmacia, paritorio, rehabilitación, servicios técnicos y el servicio de cocina.

Otros servicios de salud pública participaron en el concurso; el Servicio de Salud de Vila, el de Sant Josep y el de Sant Antoni.

Es el cuarto año que se organiza este concurso de decoración navideña que cada año suma participantes. En 2019 han colaborado cerca de 150 responsables de diferentes áreas del servicio público de salud de Ibiza y Formentera.

La semana pasada, el hospital Can Misses dio los premios a los ganadores, que constaron de tres cestas llenas de productos gastronómicos típicos navideños. La cesta más grande se la llevó el servicio técnico del hospital, que preparó una decoración en la planta cero cerca de la cafetería del hospital. Los ganadores del primer premio reconstruyeron una imagen típica navideña: un trineo con los renos, un oso polar, un muñeco de nieve y varios regalos, todo hecho a mano y con varios materiales, escayola, cartón y fibra, entre otros.

Francisco Plaza, responsable del servicio técnico del área se salud, comentó que tardaron más de un mes en tenerlo listo y que fueron cinco las personas que participaron en el montaje. «Me produce una grandísima satisfacción ver la alegría de los pacientes cuando ven nuestra decoración. Se les ilumina la cara al llegar al centro hospitalario», apuntó Plaza.

Periódico de Ibiza y Formentera también se acercó a la planta de medicina interna G. Todo el área, desde las puertas, paredes, techo, ventanas y habitaciones, estaba decorado con gran detalle y puede dar la sensación de vivir un cuento navideño. Isabel de Blas, supervisora de medicina interna G, comentó que a principios de noviembre empezaron a trabajar los motivos de Navidad y a organizarse en grupos para asignar diferentes tareas.

Todo está hecho a mano con material reciclado, cartón, botellas de leche, tapones de los antibióticos y otros materiales del centro hospitalario. Trabajaron un total de 25 personas y, tal y como indicó De Blas, «esta iniciativa ha unido mucho más al grupo de médicos y enfermeros de medicina interna». «Hemos disfrutado y reído mucho juntos», agregó.

La supervisora de medicina interna explicó también que una familia se emocionó mucho al entrar en la planta y dijo que se sentía muy agradecida por haber traído la Navidad al hospital. «A la gente se le cambia el humor cuando entra en nuestra planta y esto ayuda a que el ambiente sea más relajado y facilita también el trato con los pacientes. Nos da mucha pena desmontar la decoración de la que nos sentimos tan orgullosos, así que estamos pensando en llevarlo a las Fallas de Valencia de 2020», apuntó De Blas.

El tercer premio fue para pediatría y neonatología. Los responsables de esta área enfocaron su decoración en las cigüeñas y en la ciudad de París. Y es que en el techo de este área se podían ver varias cigüeñas que venían cargadas de bebés. Toda la decoración fue hecha a mano también en este caso.

Nieves Clara Matteazzi es la supervisora de paritorio del hospital Can Misses y explicó que ella lleva seis años trabajando en dicho lugar y es la primera vez que su planta se anima a hacer la decoración, así que pensaron que ya era hora de participar. Empezaron a buscar material y a pensar en ideas originales para ganar el concurso. Decidieron relacionar la decoración con la ciudad de París y las cigüeñas. Les llevó aproximadamente unas dos semanas de preparación.

«Yo creo que a la gente le ha encantado nuestra propuesta y ya estamos pensando en ideas para el año próximo. Vamos a intentar ganar el primer premio y esperamos que también que sea original y sea tan especial como este último. Yo creo que hemos ganado el tercer premio porque con muy pocos materiales y pocos recursos hemos hecho una decoración distinta al resto de áreas y opinamos que es graciosa y saca una sonrisa a todo el que nos visita», concluyó Matteazzi.

El hospital Can Misses se ha teñido de Navidad y hace más dulce la estancia de todos aquellos que, por enfermedad o tener familiares ingresados allí, tienen que pasar estas fechas navideñas en el centro. Los niños y también los mayores agradecen este bonito gesto del personal de Can Misses.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.