El PP tiende la mano a Rafa Ruiz para «dejar atrás los atajos en materia urbanística y dar soluciones»

|

Valorar:
preload
José Vicente Marí Bosó.

José Vicente Marí Bosó.

Marcelo Sastre

El PP del Ayuntamiento de Ibiza ha asegurado este viernes «tender la mano» al alcalde, Rafa Ruiz, para «dejar atrás los atajos en materia urbanística y dar soluciones efectivas de una vez».

El portavoz del PP, José Vicente Marí Bosó, ha asegurado que el PP estará al lado del equipo de gobierno para hacer un Plan General de Ordenación Urbana «viable» que saque al municipio del «bucle» en el que se encuentra. «Para ello hay que dejar de lado el sectarismo y buscar el consenso y el acuerdo», ha afirmado el PP.

Marí Bosó ha criticado el «fracaso de la política urbanística de Ruiz porque, a pesar de prohibir en nombre de la sostenibilidad y la protección, cada vez que las invoca, éstas salen disparadas por la ventana», ha opinado en relación al pleno celebrado en el Ayuntamiento para resolver los recursos de reposición presentados por los propietarios de Cas Mut, donde el Ayuntamiento ha implantado una moratoria de un año a la hora de construir.

En este sentido, el portavoz ha recordado que «ya en 2009, y bajo la bandera de la sostenibilidad y protección, hicieron un PGOU sin el documento que evaluaba estos criterios medioambientales y, por eso, el Tribunal Supremo se lo declaró nulo».

«Ahora vuelven a hacer lo mismo ya que, de haber aceptado el convenio que les propusieron los propietarios, no estarían en el trance de tener que aprobar solicitudes de licencia entradas conforme al planeamiento del 87. Por tanto, no sorprende a nadie que el equipo de gobierno tenga el término municipal repleto de grúas porque ha demostrado que, en materia urbanística, es pura fachada», ha dicho.

El portavoz ha lamentado «la incapacidad y soberbia de Ruiz a la hora de reconocer sus errores» y ha asegurado que «ahora más que nunca se ponen de manifiesto las consecuencias de 17 años de errores de la izquierda en materia de Territorio. Pero la realidad es que si la soberbia les hubiera permitido aceptar y modificar lo pertinente, el PGOU estaría aprobado hace tiempo y no seguirían buscando atajos», ha concluido.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.