El folclore ibicenco demuestra que «está bien vivo»

| Eivissa |

Valorar:
preload
La Colla de Labritja alzó el telón del festival de las danzas y músicas tradicionales ibicencas, tras la introducción de la presentadora del evento Catalina Costa.

La Colla de Labritja alzó el telón del festival de las danzas y músicas tradicionales ibicencas, tras la introducción de la presentadora del evento Catalina Costa.

MARCELO SASTRE

El Cine Regio de Sant Antoni acogió ayer la 39ª edición del ‘Festival de Balls, Música i Cançó Popular de la Nostra Terra’, que llenó el patio de butacas de la sala. Una velada presentada por la presidenta de la Colla d’Aubarca, Catalina Costa, que iba dando paso a los artistas que participaron en el evento cultural.

La primera en subirse al escenario fue la Colla de Labritja, a continuación tomaron el testigo las cantantes Pepita Palau y Margalida Roig, y más tarde la agrupación formada por Toni March, Daniel Cardona y Joan Roig, que interpretaron sus ‘gaites’. Otros de los participantes en el festival fueron los pequeños de la Colla de Santa Gertrudis, la Colla d’Aubarca, Vicent Frit y Alberto Ribas.

«Hace 39 años se acordó con el Ayuntamiento la celebración del Festival cada año y todas las corporaciones que ha habido, lo han apoyado y las ‘collas’ están bastante contentas porque no se ha dejado morir. Está bien vivo», señaló Costa.

Una de las participantes en el primer Festival fue Cristina Ribas, actual presidenta de la Colla del Castell, y que ayer asistió como espectadora. «Vengo todos los años y lo bueno del festival es que no ha evolucionado, que se mantiene. De esto es de lo que se trata, de mantener la tradición de la isla», recalcó Ribas que ha participado «bastantes veces» en el Festival, aunque no recordaba en número exacto.

Fuera de la sala, uno de los bailarines, Toni Parentona, hacía los estiramientos para preparar su actuación. Le acompañaba fumándose un cigarrillo su compañero de la Colla de Sant Mateu, Edu Ribas. «Las actuaciones que hemos visto hasta ahora han ido bien y cada vez salen más jóvenes que les gusta hacer ‘camallades’, seguir con la tradición y la cultura, y eso es lo bonito, que cada vez somos más», apuntó Parentona.

Ya acabando el festival, salían también de la sala Toni y Antonia. Ellos son de Sant Mateu y acudieron a la cita porque «lo organiza la colla del pueblo» y para «ver el baile un rato». «Nuestros hijos sí que han bailado en la Colla d’Aubarca y alguna vez han actuado». Preguntados por si desde casa se les había inculcado esta tradición, añadieron que aunque Toni actuó con el ‘espací’ en alguna ocasión, sus hijos empezaron más bien «como una actividad extraescolar».

En esas raíces hizo incidencia la presentadora del evento, porque en su opinión «si lo mamas en casa, ya se hace mucho pero hay muchas personas a las que no se les transmite desde casa. Entonces tienen que acudir a las collas pero siempre hay algún camino para mantener el folclore o hablar el ibicenco», remarcó Costa.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.