Ibiza y Formentera cautivan los paladares de Madrid Fusión

| Eivissa |

Valorar:
El stand de Ibiza estuvo muy concurrido durante toda la primera jornada de Madrid Fusión.

El stand de Ibiza estuvo muy concurrido durante toda la primera jornada de Madrid Fusión.

Arnau Camarena

Las Pitiusas aterrizaron ayer en Madrid para participar en la decimoctava edición del Congreso Internacional de Gastronomía Madrid Fusión. Según el director insular de Turisme del Consell d’Eivissa, Juan Miguel Costa, lo visto ayer es sólo una pequeña muestra de todo lo que hay preparado de cara a las jornadas de hoy y de mañana miércoles, que traerán «muchas sorpresas».

Sin embargo, aun así, no fueron pocas las propuestas que la mayor de las Pitiusas sacó a relucir aprovechando el pistoletazo de salida.

Ibiza utilizó la primera jornada para dar visibilidad a la marca Peix Nostrum y a la actividad de la Cofradía de Pescadores, pionera en la defensa de la sostenibilidad en el Mediterráneo. El hecho de que las embarcaciones ibicencas de artes menores puedan volver a pescar atún rojo este año ha supuesto que en la campaña de 2019 se hayan capturado cerca de 1,4 toneladas de pescado.

Por esta razón, Sa Nansa y Sushiya Aoyama, los dos restaurantes que expusieron ayer algunas de sus mejores recetas aprovecharon pescado cien por cien ibicenco para realizarlas. El chef Pere Tur, de Sa Nansa, ofreció una degustación de atún ibicenco marinado y otra de gerret en escabeche, una de las especies que más representa la gastronomía local. Asimismo, Hideki Aoyama, chef de Sushiya Aoyama aportó el punto diferenciador con sushi de salmonete y sushi de sepia.

La concejala de Turisme i Comerç de Vila, Desirée Ruiz, calificó de «lujo» el poder inaugurar el expositor del Consell d’Eivissa esta edición. «Tenemos mucha suerte en la isla de Ibiza, pero especialmente en nuestro municipio, de la calidad de nuestros productos, de nuestros cocineros y de nuestros pescadores», añadió.

La numerosa afluencia de curiosos y expertos del sector, venidos de todas partes de España y del mundo tampoco dejó lugar a dudas. Un experto gastronómico de Argentina aseguró a este periódico que la comida que ofreció Ibiza era «una obra maestra» y que estaba «excelente». «Productos exquisitos», subrayó otro chef de Pamplona.

El estand de este año del Consell d’Eivissa ha ganado espacio respecto a años anteriores y también acoge muestras de los productos más típicos de la isla, desde verduras del campo, hasta vinos, aceites, licores, pa de xeixa, botifarró y otros muchos más Sabors d’Eivissa.
El director insular de Turisme también recalcó la presencia hoy martes en el estand de Ibiza del restaurante EsTragón, la primera Estrella Michelin de la isla. Desde su punto de vista, este primer hito «marcará un punto de inflexión, un antes y un después». «No cuadra que una isla como Ibiza, con la gastronomía y el potencial que tenemos, hasta ahora no lo hayamos conseguido. Ya era hora y esperamos que a partir de ahora se abra un nuevo horizonte», declaró.

Formentera
Como en el mismísimo Mediterráneo, justo al lado de Ibiza, también se situó Formentera con su estand en Madrid Fusión, un expositor mucho más amplio que el año anterior, cuando participó por primera vez en este congreso gastronómico. Desde ayer y hasta mañana miércoles, seis restaurantes de la pitiusa menor presentarán sus propuestas gastronómicas en el congreso. Ayer fue el turno de los dos primeros: Aigua i Sal y Vogamarí. El primero llegó a Madrid para ofrecer dos recetas típicas, pero fusionadas, que agotaron todas las raciones en pocos minutos, una reinterpretación del calamar con sobrasada y otra de una coca de peix sec, de la mano de la chef Martina Cacheiro. Por su parte, el chef del restaurante Vogamarí, Toni Mayans, fascinó a muchos curiosos con dos platos tradicionales hechos «como toda la vida», la frita de polp y la salsa de Nadal. Esta última receta aseguró que se la pidieron desde el Consell de Formentera dado el interés y la perplejidad que causaron ya en la anterior edición por sus ingredientes y su delicioso resultado final. Aparte de sus suculentas recetas, Formentera no está desaprovechando la ocasión en su segunda visita a Madrid Fusión para visibilizar otros productos autóctonos como son los vinos o también el aceite.

Las bodegas Terramoll y Cap de Barbaria ocupan parte del expositor de la isla, ofreciendo algunos de sus mejores vinos para acompañar los centenares de platos que se sirven. Además, Pep de n’Agustí tampoco ha faltado a esta cita, a la que asiste por primera vez para presentar sus aceites de Sa Tanca des Clot. Tal y como aseguró, el año que viene promete volver, eso sí, visto el éxito, con mucho más material de promoción.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.