Sube un 37% la matriculación de híbridos y baja un 23% la de eléctricos

El presidente de Aeca prevé que la venta de coches recargables se duplique en 2020 por el descenso de precios

| Eivissa |

Valorar:
preload

La matriculación de vehículos de propulsión híbrida subió un 37,25% en Ibiza en el año 2019, mientras que la de eléctricos descendió un 22,86%. Es la primera bajada de nuevas matriculaciones de estos últimos desde 2015.

Estos vehículos siguen suponiendo un porcentaje reducido de las ventas de la isla, pero el sector prevé que se incremente en 2020 debido a la bajada de precio. En 2019 se vendieron 27 vehículos eléctricos y 210 híbridos.

El presidente de la Asociación Empresarial de Concesionarios o Distribuidores de Automoción de Ibiza y Formentera (AECA), José Antonio Colomar, indicó que la baja venta de vehículos eléctricos no es debido a la falta de confianza, sino de producto, así como a su elevado precio en la actualidad.

Cambio de tendencia
Esto podría cambiar en 2020, que puede ser el año del despegue de ventas de estos coches. Según anunció Colomar, en primavera o verano entrarán en el mercado utilitarios con autonomía eléctrica superior a los 200 kilómetros a «precios populares» (en torno a los 18.000 euros).

Con la entrada de este producto en el mercado se calcula, por parte de la patronal, que quizá se llegue este año a duplicar la venta de vehículos eléctricos. No estaríamos hablando de grandes números, pues supondría pasar de 30 a 60 vehículos vendidos. Sin embargo la tendencia sí sería positiva para esta tecnología, por la cual apuestan la mayoría de las marcas.

En cuanto a la venta de híbridos, Colomar explicó que la mayoría de estos vehículos son gasolina-eléctrico, por lo que se han visto beneficiados por un repunte de las ventas de los vehículos de gasolina. Auguró un aumento de ventas de los una tecnología de transición entre híbridos y eléctricos, los híbridos enchufables, que dan una autonomía sin emisiones de gases contaminantes de en torno a los 50 kilómetros.

Ligero descenso
Yendo a los datos generales, la matriculación total de vehículos en la isla registrado por la Dirección General de Tráfico (DGT), bajó un 5,7% en 2019. Los usuarios matricularon 5.543 vehículos de los que 3.522 fueron turismos y 1.337 motocicletas. Colomar, indicó que, siendo un dato negativo, no es malo. «Estamos alineados con los datos nacionales, pero en Baleares la bajada de ventas ha sido muy superior (del 15,47% en Mallorca y 11,97% en Menorca), con lo cual Ibiza se comporta mejor que el resto de las islas», dijo. Según Colomar el dato refleja la mayor fortaleza de la economía de Ibiza respecto a la de Mallorca o Menorca.

Por otro lado, apuntó que, «teniendo en cuenta la incertidumbre respecto a la futura prohibición de vehículos como los diésel o los gasolina», considera que no es una bajada realmente significativa.

Su previsión para 2020 es que se mantenga la tendencia descendente de las ventas, conforme a las previsiones que recibe de los fabricantes. No obstante, afirmó que, en Ibiza, seguirá siendo ligeramente inferior a los números nacionales.

¿Diésel o gasolina?
La matriculación de vehículos diésel bajó prácticamente un 30%, mientras que se matricularon un 4% más de vehículos de gasolina. Estos últimos son los vehículos con más nuevas matriculaciones, 3.795, frente a los 981 vehículos diésel.

El descenso de la matriculación de vehículos diésel se mantiene desde 2018, año en el que se anunciaron las medidas restrictivas de estos vehículos en Balears que fueron suspendidas a finales de 2019. Esta tendencia para Colomar viene de largo, ya que recuerda que los reparos de los usuarios respecto al diésel comenzaron con el escándalo de emisiones contaminantes del los coches Volkswagen en 2015 que los medios bautizaron como Dieselgate.

«La gente ha ido descartando comprar diésel en los últimos años por esa mala prensa», explicó. Esto se acentuó tras la promulgación de la Ley 10/2019 de Cambio Climático de Balears, que prohibía la circulación de vehículos diésel desde 2025 y del resto desde 2035, una medida actualmente en suspenso.

Colomar manifiestó no entender este adelanto que se hizo de la prohibición de los vehículos diésel, dado que «un vehículo de gasolina nuevo contamina».

Según explica el presidente de los concesionarios los coches de gasolina emiten más CO2 y consumen más. «El inconveniente de los diésel era que generaban más dióxido de nitrógeno, pero los sistemas de neutralización de este gas que llevan hoy día los vehículos lo reducen casi a cero», indicó.

Colomar calcula que este año repuntarán las ventas del diésel, debido a la suspensión de las restricciones de circulación que establecía la ley de cambio climático. «Además el cliente ya no tiene esa percepción negativa que tenía y si ve un coche de esta clase a buen precio lo compra», afirmó.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.