El hospital Can Misses, pionero en Balears en limitar la venta de alcohol

| Ibiza |

Valorar:
preload
El calendario de la Unidad de Seguridad del Paciente correspondiente a este año se suma a un hospital sin alcohol en el mes de abril. Se trata de una coincidencia con la medida del Área de Salud. En la imagen, dos profesionales de la UCI que ilustran el mes de abril, el médico Pedro Medina y la supervisora de Enfermería de la unidad Manuela Vila, brindando con agua.

El calendario de la Unidad de Seguridad del Paciente correspondiente a este año se suma a un hospital sin alcohol en el mes de abril. Se trata de una coincidencia con la medida del Área de Salud. En la imagen, dos profesionales de la UCI que ilustran el mes de abril, el médico Pedro Medina y la supervisora de Enfermería de la unidad Manuela Vila, brindando con agua.

La cafetería del Hospital Can Misses no dispone de bebidas alcohólicas desde el 1 de enero, ni tampoco el de Formentera. Los dos centros se convierten en los primeros de Balears que dejan de servir alcohol. Otros hospitales, como el de Son Espases, venden alcohol con una graduación inferior a los 15 grados, como es el caso de la cerveza.

La medida promovida por el Área de Salud de Ibiza y Formentera ha entrado en vigor el 1 de enero de 2020 y supone la limitación de la venta de alcohol tanto en el hospital Can Misses como en el de Formentera. El motivo ha sido que los centros hospitalarios sean también promotores de la salud, y evitar así la promoción del consumo de alcohol.

Desde el Área de Salud aseguraron que la limitación de la disponibilidad del alcohol a grupos especialmente vulnerables cómo son las personas enfermas y la promoción de espacios de trabajo libres de alcohol son medidas clave dentro de las políticas de reducción del impacto negativo del alcohol.

La medida se adhiere al proyecto de Salud Pública de dieta saludable, como se ha hecho con las máquinas de vending que hay en los centros sanitarios, que cuentan con una serie de productos más saludables.

Un portavoz del Área de Salud recordó ayer que «el consumo de alcohol está relacionado parcial o completamente con más de 200 problemas de salud, como, por ejemplo, lesiones, afecciones gastrointestinales, cánceres, trastornos reproductivos, absentismo laboral, baja productividad, etc. Su consumo por parte de las personas ingresadas, además, tiene un impacto negativo en la evolución de casi todas las enfermedades, en los costes de su tratamiento y al aumentar la tasa de reingresos». Asimismo, apuntan que el consumo por parte de los profesionales no sólo puede tener un impacto negativo en su salud, sino también en su rendimiento, la calidad de sus actuaciones y el clima laboral.

Coincidencia

La Unidad de Seguridad del Paciente (USP) también ha dedicado un mes en su calendario de 2020, que versa sobre temas saludables, a la eliminación del alcohol en los hospitales, aunque se trata de una coincidencia. El mes de abril ha sido el elegido por la USP para sumarse a un hospital sin alcohol. Con el título Brindemos por un hospital sin alcohol, Manuela Vila, supervisora de la UCI, y Pedro Medina, médico de la UCI, brindan con agua y, según el texto que acompaña a la foto, «les da buena suerte».

Las cafeterías de los hospitales públicos dispensan habitualmente bebidas alcohólicas, aunque algunos centros hospitalarios ya están aplicando medidas restrictivas en cuanto al consumo de alcohol.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Silrac
Hace 8 meses

Mucho mamoneo en sanidad

Valoración:-3menosmas

Caguera 3.0
Hace 8 meses

Esta bien ser pionero en algo. Pero a estas alturas alucino que todavia se venda alcohol en los hospitales

Valoración:10menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1