Los escolares de Ibiza apuestan por la paz

| | Ibiza |

Valorar:
preload
Los alumnos del CEIP Puig d’en Valls participaron un año más en un acto multitudinario en el centro del pueblo.

Los alumnos del CEIP Puig d’en Valls participaron un año más en un acto multitudinario en el centro del pueblo.

DANIEL ESPINOSA

El 30 de enero de 1948, cuando el político indio Mahatma Gandhi se dirigía a una reunión normal y corriente para rezar fue asesinado en Birla Bhavan (Nueva Delhi) por Nathuram Godse, un radical hinduista aparentemente relacionado con grupos ultraderechistas del país. Un acto que ponía fin a la vida de uno de los mayores retractores en la historia de la violencia y la resistencia a través de la paz. Por ello, desde el año 1993 la Unesco decidió convertir cada 30 de enero en el Día Escolar de la No Violencia y la Paz.

En las Pitiusas, los centros educativos aprovechan esta celebración desde hace años para fomentar la educación por y para la tolerancia, la solidaridad, la concordia, el respeto a los Derechos Humanos, la no violencia y la paz. Además, suelen hacer especial hincapié en que los estudiantes de todas las edades se comprometan en ser futuros defensores de la paz y el entendimiento entre personas de diferentes procedencias e ideas.

Carreras solidarias

También se organizan todo tipo de actos simbólicos. Los más numerosos y habituales año tras año son las carreras solidarias que tienen como fin último recaudar los mayores fondos posibles para después donarlos a alguna organización sin ánimo de lucro, tanto local como extranjera.

Este es el caso del CEIP Can Raspalls de Sant Jordi. Todo lo recaudado ayer por la mañana lo destinará a la ONG ibicenca Proyecto Juntos y la campaña que ha puesto en marcha para ayudar a Lucía, una estudiante del centro que busca un donante de médula.

Mientras, en el CEIP Sant Antoni lo conseguido se destinará a los proyectos que lleva a cabo anualmente la también organización ibicenca Fons Pitius de Cooperació. En ambos casos, el sistema de recaudación fue a través de patrocinadores –casi siempre familiares– que dan algo de dinero por cada una de las vueltas que dan los estudiantes a un circuito simbólico. A más vueltas, más dinero recaudado. En el caso del colegio de Sant Antoni participaron todos, desde los más pequeños de Infantil a los de Primaria, acompañados de los mayores que se sumaron a la iniciativa, siendo un año más todo un éxito de participación.

CEIP Puig d’en Valls

Uno de los colegios que hace tradicionalmente un acto más original para celebrar este día es el CEIP Puig d’en Valls.

Ayer, una vez más, todos los alumnos del centro vestidos con algo blanco, se dirigieron hasta la plaza del pueblo en un tranquilo paseo. En él, los mayores, a modo de padrinos, fueron los encargados de acompañar a los más pequeños, que durante el curso son sus ahijados en distintas actividades de lectura o juegos.

Una vez en el lugar, grupo a grupo fueron subiendo al improvisado escenario para leer cada uno un manifiesto a favor de la paz y en contra de la violencia. Además, muchos llevaron manos de cartón pintadas con brillantes colores y pancartas de distintos tamaños donde se podían leer lemas como «Volem un món en pau», «la pau és compartir», «la pau és abraçar-mos», «la pau és ajudar als altres» o «la pau és amor».

Después, todos los estudiantes entonaorn una canción preparada especialmente para el Día de la Paz por todo el centro y para la que estuvieron ensayando intensamente durante varias semanas. El broche final lo puso una suelta de palomas en dirección a libertad que aplaudieron todos intensamente ya que el año pasado no pudo realizarse.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.