Al rescate de Cartagena de Indias

|

Valorar:
preload
Además de la conferencia dada por Enrique Zafra, los ciudadanos pueden presenciar la muestra donde se visualiza la historia de Blas de Lezo.

Además de la conferencia dada por Enrique Zafra, los ciudadanos pueden presenciar la muestra donde se visualiza la historia de Blas de Lezo.

DANIEL ESPINOSA

El capitán de navío Enrique Zafra aseguró ayer que Blas de Lezo «impidió que hoy en día se hable inglés en Sudamérica». Durante una conferencia pronunciada en el Centro Cultural de Jesús, Zafra explicó que ello sucedió durante la batalla de Cartagena de Indias (1741), en la que Blas de Lezo derrotó a los ingleses con sólo 3.000 soldados y seis barcos, mientras que los anglosajones disponían de 34.000 y 186, respectivamente.

«Era algo imposible, pero al final los rechazó», continuó el capitán de navío. Según anotó, esta historia no se conoce mucho, aunque en los últimos años se está intentando impulsar la figura de Blas de Lezo a través de la Armada, porque antes solamente estaba «presente en sus historiales». Según recalcó, la Armada «nunca se olvidó de él», como lo de muestra el hecho de que cuatro barcos en el siglo XIX llevaran su nombre.

En los últimos años, se ha erigido un monumento en la plaza de Colón en Madrid y luego está la exposición que ahora se encuentra en el Centro Cultural de Jesús, itinerante y con todo tipo de documentos que muestran la importancia del marino. En su opinión, se trata del «mayor héroe naval que ha existido», ya que, además de luchar contra los ingleses en el Caribe, batalló en el Mediterráneo también contra los berberiscos.

«Ahora, muchísimos españoles conocen a Blas de Lezo, que, a mi juicio, debería ser estudiado incluso en los colegios para dar renombre a las hazañas españolas y no a las extranjeras, porque muchas veces les damos mucho bombo cuando tenemos en casa cosas más meritorias», aseguró.

Zafra resaltó que Blas de Lezo «tuvo, que se sepa, 22 combates y los ganó todos, cosa que ninguna otra persona ha logrado». Por este motivo, en su santoral aparece muy por delante del almirante inglés Nelson. Toda esa «es la grandeza del personaje», dijo el capitán de navío. «También formó parte de la flota de galeones, porque 40 años dan para mucho», añadió el capitán. En definitiva, «una vida absolutamente dedicada al servicio naval», sintetizó.

El plan
Zafra ahondó en la batalla de Cartagena de Indias, el «colofón» en la carrera de Blas de Lezo, en la que éste reforzó las defensas y «puso énfasis en retrasar la entrada a la bahía de los ingleses, porque, si no entraban en la bahía, no podían atacar la ciudad, y consiguió mantenerlos 21 días sin poder pasar por la entrada de Boca Chica».

Además, según dijo el capitán de navío, de Lezo «era muy ingenioso y usaba muchos trucos». El principal de ellos en esta batalla y «que le supuso la victoria final» fue el de ahondar el foso sin que se enteraran los anglosajones, «de modo que, cuando llegaron 5.000 ingleses a escalar las murallas del castillo de Don Felipe de Barajas y asestar el golpe definitivo, fueron aniquilados y totalmente rechazados». Por este motivo, el almirante inglés Edward Vernon, con «la mayor flota después del Desembarco de Normandía, se vio en la necesidad de quemar 50 barcos, porque no tenía gente para manejarlos», añadió Zafra.

La exposición, organizada por la Delegación del Ministerio de Defensa, trata también todos estos asuntos. Según el capitán de navío, la muestra cuenta lo mismo, «pero de una manera más visual».

Zafra se mostró contento de regresar a Ibiza, donde estuvo ocho años de comandante de Marina (2003-2011). Entre otros méritos, cabe destacar que participó en la guerra del Golfo y en la operación Libertad Duradera. Ha escrito varios libros y desde hace años está especializado en la figura de Blas de Lezo.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.