«Hay un miedo irracional al coronavirus como pasa en las infecciones en las que no se tienen más datos»

|

Valorar:
preload
El jefe del Servicio de Medicina Interna, Ramon Canet, en la entrada principal del hospital .

El jefe del Servicio de Medicina Interna, Ramon Canet, en la entrada principal del hospital .

26-02-2020DANIEL ESPINOSA

El jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital Can Misses, el doctor Ramón Canet, es el responsable del coronavirus del Área de Salud. Experimentado en la aparición de infecciones, tuvo que lidiar en sus inicios como médico con el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) y hace años con el protocolo del Ébola, ahora es el referente del coronavirus en Ibiza. En esta entrevista disipa algunas dudas acerca de esta enfermedad y explica cómo es esta infección respiratoria que centra en estos momentos la atención mundial. Esta entrevista se realizó el pasado miércoles cuando en el Área de Salud habían descartado tres posibles casos de coronavirus.

-Comentó hace un par de semanas que estamos preparados para hacer frente al coronavirus y la infección, lejos de estar controlada, ha ido avanzando. ¿Estamos cada vez más cerca de que lleguen casos a Ibiza?
-Existe la posibilidad de que esta infección que se ha ido expandiendo a nivel mundial pueda tener algún caso aquí en Ibiza, estamos en un mundo muy conectado. Cualquier persona puede estar en un periodo de 24 horas en la otra parte del mundo. La posibilidad existe y tenemos que contemplar cuáles son los posibles escenarios de una persona que tenga algunos síntomas compatibles con la infección del coronavirus.

-¿Cuáles son esos síntomas?
-Es un cuadro de una infección respiratoria, que puede ser simplemente un dolor de garganta, tos y estornudos a tener una dificultad respiratoria mayor. Es de inicio agudo, no aparece de forma lenta en un par de semanas, sino es rápida y desarrolla síntomas que pueden ser de leves a una dificultad respiratoria más importante. Pero no son tantos los síntomas, como la posibilidad de haber estado en contacto con una persona con la infección por el coronavirus o haber visitado unas zonas geográficas donde está el virus más diseminado. De hecho, esta semana se ha publicado un nuevo listado de zonas del mundo, algunas más alejadas como China, Singapur, Japón, Corea de Sur o Irán, a otras más próximas, como la zona norte de Italia, donde existe la posibilidad de estar en contacto con este virus. Se mezclan las dos cosas: síntomas por un lado y contactos con un caso posible o estancia los últimos 14 días en estas áreas geográficas. Se ha ampliado la definición a otras enfermedades respiratorias graves en las que también se tiene que considerar la posibilidad del virus. Por ese motivo, el cambio de definición, el número de casos que van a ser investigados va a ser mayor las próximas semanas.

-¿Se amplía entonces el abanico?
-Se amplía el abanico de personas a las que los sanitarios estamos obligados a pensar que pueden estar en contacto o relacionados por infección con el coronavirus.

-¿Cómo puede afectar en el día a día de un centro de salud?
-Probablemente habrá un mayor número de casos que se tendrán que consultar con la Dirección General de Salud Pública. Primero se ha de llamar al 061, si no se encuentra en una situación de gravedad. Una persona puede tener los síntomas en su casa y acudir a un centro de salud o a los servicios de urgencia y si al médico que le atienda le genera la duda, por los datos que hemos comentado, hará una consulta telemática a Salud Pública y, con los datos que le faciliten, decide si es o no un caso de investigación. A partir de ahí, se ponen en marcha los mecanismos. Si la persona está en su domicilio, su situación clínica está bien y no precisa ingreso hospitalario, se indica que permanezca allí, se recogen las muestras y se hace un seguimiento de Salud Pública dos veces al día para ver su evolución. Puede ser un cuadro leve y que en cuestión de días se haya solucionado. Si la consulta se hace en un centro de salud, entra también la necesidad de hacer una protección a los trabajadores sanitarios: al paciente se le pone una mascarilla quirúrgica y se le ubica en una área separada del resto. En Urgencias de Can Misses disponemos de un box de aislamiento y hay habitaciones en el área de hospitalización que cumplen unas determinadas características.

-¿Qué aconseja usted a una persona que haya viajado a algunos de estos países y que cree que tiene los síntomas?
-El primer paso, si no hay una situación de gravedad porque una persona se ahoga, es que llame al 061 como ya se ha realizado estos días y eso permite evaluar casos sospechosos sin necesidad de acudir al hospital. El 061 es un primer paso que es muy valioso. Si la persona con otras enfermedades ha empeorado puede ser necesario ser atendido en un servicio de urgencias, hospitalarias y extrahospitalarias.

-¿Qué otros criterios hay que aclarar para despejar dudas?
-Hay que aclarar que una persona que no tenga síntomas, sino simplemente que haya estado en una de las áreas que se señala no cumple los criterios para contactar con los servicios de salud. Si tienes síntomas y has tenido un contacto estrecho con alguien confirmado sí cumples los requisitos. Además, los médicos evaluaremos a las personas con infección respiratoria grave. Ahora, tenemos un método de diagnóstico que hace tres semanas no teníamos. Nuestra obligación como profesionales cuando atendemos una infección respiratoria grave que ha salido negativo en todos los métodos habituales de diagnóstico es pensar que no se nos escape el coronavirus, porque ahora ya tenemos el método de diagnóstico. Ese método de diagnóstico se remite a Son Espases y permite descartar o confirmar el virus en el espacio de unas horas. El procedimiento obliga al envío de muestras a Son Espases, no sabemos si en el futuro se contará con la posibilidad de hacer esta prueba en Can Misses.

-Si se hiciera en Can Misses, los resultados serían más rápidos
-Efectivamente.

-Tras la aparición de los casos en Italia, se habla mucho del coronavirus ¿Hay que estar alerta o genera alarma?
-Hemos de ser conscientes que hay un área próxima y mucha gente se desplaza desde Ibiza y Formentera o viceversa. Es una realidad. Estamos conectadas históricamente a zonas de Italia donde hay un número elevado de personas con infección, pero que eso no suponga que estemos en una situación de pánico; eso no tiene fundamento. La población tiene que saber que hay zonas con un número elevado de casos pero muchas personas no están contagiados por el virus. Una cosa es que seas consciente de zonas de riesgo y otro es que se genere miedo o una conducta irracional hacia las personas que viven en esas regiones.

-Usted ha vivido otras infecciones, como los primeros casos de Sida, ha trabajado en protocolos como el del Ébola y ahora con el coronavirus. ¿Qué diferencia hay entre unas y otras?
-Pasa como en todas las infecciones, hasta que no se tienen más datos, aparece un miedo irracional. Al principio de la pandemia del Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH) se pensaba que la mera proximidad podía causar la infección. La enfermedad del Ébola tenía un mayor riesgo de transmisión y obligaba a unas medidas más estrictas, pero no es el caso del coronavirus.

-Pero el coronavirus es muy contagioso.
-La rapidez de diseminación y el hecho de que los primeros casos que se detectaran fueran los más graves con mayor riesgo de mala evolución es lo que genera esta situación de miedo pero, a medida que pasa el tiempo, se confirma el alcance de la infección. Es verdad que el porcentaje de casos en personas con otras enfermedades puede ir mal pero para la gran mayoría es una infección autolimitada [infecciones que cursan por brotes, que aparecen, se propagan y desaparecen completamente] y sin secuelas. La rápida expansión, que aumente mucho el número de personas que se expongan al virus, puede pensar que sea muy grave pero no es así. Por el primo hermano del coronavirus, el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS), murieron más personas, aunque hubo menos infectados que los que tenemos con el coronavirus. Fue una epidemia que se detectó en 2012 en Arabia Saudí y que se relacionó con el contacto de dromedarios. Es una infección que sigue en esa zona.

-Le voy a contar un caso real. Tengo una compañera asmática que piensa que cuando se produzca algún caso de coronavirus en Ibiza le va a afectar a ella. ¿Qué mensaje le transmitiría?
-No necesariamente tiene que afectarle. Es más probable que se ponga en contacto con una persona con la gripe con síntomas, porque no se haya vacunado, que por el coronavirus. Existe la posibilidad de que llegue el coronavirus a Ibiza pero la probabilidad de que una persona de la calle se ponga en contacto con alguien con una infección por coronavirus es muy baja; existe porque la infección se transmite de manera progresiva. El porcentaje de riesgo de ponerse en contacto con una persona con coronavirus es muy baja.

-¿Tendríamos que preocuparnos más por la gripe que sí cuenta con vacuna? ¿La proporción de fallecidos por la gripe es similar a la del coronavirus?
-La tasa de mortalidad de personas que ingresan en un hospital por la gripe es superior a los fallecimientos que ha habido por COVID-19. En el coronavirus es de un 2% y la de la gripe rondaba el 8% el año pasado. Tenemos una enfermedad prevenible que es la gripe, con una tasa de mortalidad elevada que sí obliga a ingresar en el hospital, pero ahora estamos preocupados por un virus que tiene menor tasa de mortalidad, aunque es cierto el hecho de que no se cuenta con una vacuna y se ha expandido rápidamente; y eso ha generado una preocupación.

-¿Cómo puede afectar esa expansión rápida en un hospital como el de Can Misses que anda siempre corto de personal?
-Todos los hospitales del mundo siempre están cortos de personal, pero lo importante es que se enseñen las medidas adecuadas para que con los medios que se cuentan podamos hacer frente a la posibilidad de un caso, ayudemos a mejorar, nos protejamos y evitemos la infección.

-Hacía mención antes a la gripe. Precisamente, uno de los dos primeros posibles casos, que dieron negativo, tenía la gripe. ¿Puede confundirse?
-Los síntomas son indistinguibles de las infecciones producidas por un virus respiratorio. Hay más de veinte virus respiratorios que se pueden diagnosticar con una muestra de esputo y cualquiera de ellos puede dar síntomas similares. De hecho, los primeros coronavirus que hubo, antes del SARS, el MERS y el de ahora, fueron virus que se aislaron en 1965 en un niño con un constipado común. El coronavirus ha estado siempre entre nosotros, pero no ha aparecido hasta que determinadas variedades han tenido un comportamiento diferente y se han expandido. Nuestra obligación es dar un mensaje tranquilizador. Está pasando lo que era de prever. Irán apareciendo casos y hasta ahora en España no han parecido casos de gravedad. ¿Pueden aparecer? Sí, pero también es más probable que una persona esté en contacto con el virus de la gripe y le puede provocar un problema que por el coronavirus.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Andale
Hace un mes

Por un lado tranquilidad y por el otro alboroto y confinamiento. Yo solo se que los mercados se desploman y esos suelen acertar

Valoración:5menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1