El museo alemán MKM rememora los 70 años de carrera de Erwin Bechtold

El MKM Küppersmühle, con base en la ciudad de Duisburgo, inaugura esta tarde una retrospectiva del creador germano afincado en Ibiza

|

Valorar:
imagen del artista Erwin Bechtold trabajando en su estudio.

imagen del artista Erwin Bechtold trabajando en su estudio.

Uno de los museos privados más importantes de Alemania, el MKM Küppersmühle, ubicado en la ciudad de Duisburgo y dedicado al arte moderno, repasará los 70 años de carrera artística del pintor alemán afincado en Ibiza desde hace décadas Erwin Bechtold (Colonia, 1925). Lo hará con una exposición retrospectiva que se inaugura esta tarde y se podrá ver hasta el próximo 24 de mayo.

De la obra de Bechtold, quien cumplirá 95 años durante el tiempo que se exhibe esta exposición en Alemania, se podrá ver una producción que prácticamente abarca siete décadas de creación artística.

Su obra ha sido dividida en varias etapas creativas por parte de los estudiosos y expertos en la obra del artista.

Varias etapas creativas
La primera, de 1955 a 1963, es de pintura informalista basada en la expresividad de la materia. Sus «obras se caracterizan por la utilización del grattage y de las manchas como elementos esenciales dentro de las composiciones sin que haya esquemas compositivos geométricos regulares». Sus colores «son claros y hacen contraste con grises oscuros».

En su segunda etapa se adentra en el geometrismo, desde 1964 a 1971. Estos trabajos tienen muchas más formas orgánicas «con pinturas en las que dominan los fondos blancos con cintas de colores luminosos que recorren los márgenes de la tela».

A partir de 1972 y hasta 1978, las series que realiza «giran en torno al margen y el centro» y, finalmente, entre 1979 y 1985, el artista alemán «vuelve hacia las mismas restricciones compositivas de las otras etapas y se centra en la angulación del círculo». De ahí surge Ángulo / superficie / espacio, la serie de sus últimos años caracterizada por pinturas de grandes dimensiones.

Vive desde 1958 en Ibiza
Siguiendo la tradición familiar, Bechtold realizó estudios de composición tipográfica e impresión. En 1947 inicia su trabajo artístico con cuadros de construcción rígida y grabados en madera. En 1950 viaja a París, donde permanece durante un tiempo como alumno invitado del artista Fernand Léger y en 1951 se traslada a Barcelona y allí se instala, estableciendo contacto con el grupo Dau al set, compuesto por, entre otros, Juan Eduardo Cirlot, Antoni Tàpies o Joan Ponç.

En 1956, por iniciativa del Club 59, que entonces era clandestino, realiza su primera exposición individual en la Sala Gaspar de Barcelona mientras trabaja en el interiorismo de la librería Áncora y Delfín. Tras exponer en la galería Buchholz de Madrid en 1957 vuelve a Alemania, donde participa en Eine neue Richtung in der Malerei (Una nueva dirección en la pintura) en la Kunsthalle de Manheim y en 1958 se instala definitivamente en una casa payesa de Sant Carles, desde donde crea y mantiene relaciones con Barcelona y otros centros artísticos de Europa.

En 1959 crea Ibiza 59 junto a Erwin Broner, Hans LAAB, Katya Meirowsky, Bob Mumford, Egon Neubauer, Antonio Ruiz, Bertil Sjöberg y Heinz Troka. Fue un movimiento cuya principal finalidad era expositiva y de hecho se comprometían a realizar exposiciones individuales y colectivas en la galería El Corsario. El grupo se disolvió en 1964.

Dos años después, comienza a colaborar con el grupo Syn junto a Bernd Berner, Rolf-Gunter Dienst, Klaus Jürgen-Fischer y Eduard Micus, y con un ideario basado en el retorno al arte autónomo en contraposición al arte de consumo o denotativo.

En 1979 realiza Monosèrie, una instalación de pintura y sonido que se presentó en la Fundación Miró de Barcelona y, un año después, el Wilhelm-Hack-Museum de Ludwigshafen. En 1980 realiza el proyecto de las fachadas del Museo Reiss de Manhei.

Numerosos premios
Entre los premios y reconocimientos que Erwin Bechtold ha recibido a lo largo de su carrera está el Premio del Salón Sitges en 1959, el Premio Joan Miró en 1973 y el Premio de la VI Bienal de Ibiza.

Por su labor gráfica ha recibido el Premio Filograf en 1955 y la Distinción del Instituto del Libro en 1956, y por su labor como interiorista, el Premio FAD en 1961. Al año siguiente fue elegido miembro del Deustch Künstlerbund y, en 1983, miembro de la Akademie der Künste de Manheim. En 1990 le fue otorgado el título honorífico de Profesor del Land Baden-Württemberg.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.