Imagen de la reunión celebrada ayer en el Consell d’Eivissa. | Arguiñe Escandón

4

El Consell d’Eivissa aseguró ayer que «no se escatimarán recursos ni esfuerzos» para impulsar la temporada turística.

El presidente de la institución insular, Vicent Marí, se reunió con los ayuntamientos, sectores económicos de la isla y sindicatos, para abordar la crisis del coronavirus, un encuentro tras el que subrayó que, por el momento, «el sector turístico seguirá trabajando como si la temporada empezara normal, a pesar de la paralización de las reservas».

Marí indicó que las ventas de plazas hoteleras están llegando «a un ritmo muy inferior» respecto a años anteriores y concretó que, «en algunos casos, estos descensos llegan al 50 %».

No obstante, reiteró que, aunque «evidentemente» el coronavirus «tendrá un impacto, se intentará que sea el mínimo». En este sentido, Marí advirtió que «hay que esar al tanto de que las compañías aéreas no cancelen vuelos, que reprogramen, que se mantengan los slots». Así, aseguró que «se estará alerta para que, en el momento que mejore la situación, poder reaccionar y tengamos una temporada lo más normal posible y que se pueda alargar al máximo».

El presidente del Consell destacó además que todos los ayuntamientos tendrán «todo, infraestructuras y playas, perfecto para el inicio de la temporada, aunque se estará sujeto a lo que pase en las próximas semanas».

«Estamos preparados por si hay que reforzar la promoción turística en un momento determinado como consecuencia del parón de reservas y llevar a cabo acciones junto con el Govern», apuntó.

A la reunión, celebrada en el Consell, también asistió la directora general de Turismo del Govern balear, Rosana Morillo, quien instó a los empresarios a ser capaces de «reaccionar, pero no dar por perdida la temporada».

Morillo destacó que se vive una «cuestión de salud pública» y la «coordinación entre administraciones se está produciendo» para «poder reaccionar, con calma, pero convenientemente, porque lo primero es la salud de nuestros ciudadanos».

Las administraciones públicas trabajan de forma conjunta para afrontar esta problemática desde diferentes carices: sanitario, social, y económico. Según explicó el presidente del Consell, «es básico transmitir un mensaje de tranquilidad» ante una situación que reconoció «compleja, imprevisible y muy cambiante».

En los últimos días, desde el Consell se han puesto en marcha una serie de procedimientos y recomendaciones básicas para evitar la propagación de contagios especialmente en grupos y servicios de riesgo como la residencia Cas Serres, menores y las dependencias de atención al público. Así, se hizo un llamamiento a la prevención y que «en casa, en el trabajo y en la calle se cumplan los protocolos» marcados por Sanidad.

En este sentido, la institución insular comentó que se han imprimido tres modelos de pósters informativos basados en los diferentes materiales editados por el Ministerio de Sanidad y el Ibsalut y en los que se hacen recomendaciones como la necesidad de limpiarse las manos frecuentemente, no tocarse la cara, no dar la mano o mantener una distancia de dos metros con persona s externas.

EL APUNTE

Las patronales piden más ayudas a nivel insular y autonómico

Durante la reunión, las patronales del sector turístico pidieron a Consell y Govern que además de las ayudas que está preparando el Gobierno central haya otras insulares y autonómicas. El presidente de Fomento del Turismo, Alejandro Sancho, señaló que quieren «ayudas en el IRPF y en la Seguridad Social, entre otras» y que tanto la institución insular como la autonómica «presionen al Estado para que lleguen aquí». Las instituciones por su parte aseguraron que las ayudas se están preparando. En este sentido, Sancho indicó que «no hay detalles aún. Están trabajando en conjunto con el Gobierno de España y la Unión Europea». «Todo el mundo tendrá que arrimar el hombro y ayudar porque afecta a todos los sectores», apuntó.