Penélope, Ariadna, el hilo y la libertad, juntos en una misma ‘performance’

|

Valorar:
La ‘performance’ se llevó a cabo en la recepción de l’Escola d’Arts d’Eivissa.

La ‘performance’ se llevó a cabo en la recepción de l’Escola d’Arts d’Eivissa.

MARCELO SASTRE

La recepción del edificio principal de l’Escola d’Arts d’Eivissa acogió ayer por la mañana una original performance creada por la artista Lina Andrich y protagonizada por dos alumnas del centro, Zaniah y Nayra.

El espectáculo de unos diez minutos de duración llevó por nombre Tejiendo libertad. Combinó a la perfección danza, teatro, versos y música griega, y despertó una gran expectación en la escuela, siendo seguido por muchos de los estudiantes.

La performance se centró en la relación entre la mujer, el tejido y el hilo. Además, según explicó la propia Andrich a Periódico de Ibiza y Formentera, tuvo referencias directas a personajes muy conocidos de la mitología griega. La primera es Penélope – la mujer de Odiseo, el rey de Ítaca y protagonista de la Odisea –, y la segunda fue Ariadna, la hija del rey Minos y Pasifae de Creta conocida por ser la que regaló un ovillo de hilo rojo a su amado Teseo para que pudiera salir del laberinto de su padre tras matar al temible Minotauro.

Mitología griega
Estos dos personajes femeninos simbolizan, además, para la creadora de Tejiendo libertad, muchas más cosas que se pudieron ver en su espectáculo. «Penélope es el mejor ejemplo de una mujer que toma sus propias decisiones y que tiene la libertad de ir haciendo con su vida lo que quiera gracias a la excusa que ponía de que sólo escogería marido en el momento en el que terminara un sudario para el rey Laertes, padre de Odiseo». Además, «es el ejemplo de fidelidad al hombre, ya que consiguió aguantar 20 años la llegada de su marido, Odiseo».

Por otro lado, Ariadna también tiene otras connotaciones. En la versión del historiador Hesíodo tras escapar del laberinto, Teseo desembarca con sus hombres en Naxos por culpa de una tormenta y allí abandona a la joven, quien traicionada lo maldijo. Para Lina Andrich «es un ejemplo de que en muchas ocasiones, a pesar de que lo demos todo en una relación, el amor no siempre es eterno».

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.