Coronavirus

El personal de Quirófano de Can Misses quiere limitar las operaciones

La Asociación Española de Cirujanos recomienda que se opere sólo en casos de urgencia vital

| Ibiza |

Valorar:
preload
Una imagen de archivo de uno de los quirófanos del hospital Can Misses.

Una imagen de archivo de uno de los quirófanos del hospital Can Misses.

30-01-2017

El personal del Área Quirúrgica del hospital Can Misses quiere que se limiten las intervenciones y evitar lo que consideran algunas cirugías innecesarias, como una intervención de vesícula o una fístula que se han hecho estos últimos días, dada la actual situación de alarma sanitaria para evitar el riesgo de exposición ante el coronavirus y limitar las intervenciones que se consideran como emergencia vital.

Sin embargo, desde la Conselleria de Salut seguirán de momento con su plan de operatividad de los quirófanos. «Esta epidemia tiene una serie de etapas y hay un plan funcional que se adapta a cada etapa. En estos momentos, se hace la urgente y oncológica; sólo la que no se puede demorar», respondió ayer el portavoz del comité autonómico de Gestión de Enfermedades Infecciosas de Balears, Francesc Albertí, acerca de si se estaba planteando la posibilidad de reducir intervenciones quirúrgicas a las imprescindibles.

Los profesionales consultados creen que debería ser más restrictivos. «Hay que parar ya la actividad quirúrgica para reducir el número de contactos. La situación es tranquila, pero no tenemos mucho margen de maniobra», aseguran. El personal consultado dice que hay médicos de baja en Can Misses que han dado positivo y temen que si eso sucede en otros servicios, como es el de Anestesia, «supondría un grave problema en Ibiza».
Hasta ahora hay tres profesionales sanitarios que han dado positivo y otros 18 que se encuentran en aislamiento.

La Asociación Española de Cirujanos lanza una serie de recomendaciones generales de actuación y organización básica a servicios de Cirugía en zonas con baja afectación por la pandemia, como en el caso de Ibiza, en el que se recomienda programar únicamente los procedimientos que en caso de posponerse pusieran en peligro de forma inminente la vida del paciente o provocasen secuelas significativas. La Sociedad Española de Anestesia lanza una recomendación similar. Los profesionales lamentan que no se tengan en cuenta estas recomendaciones.

El malestar no es sólo en el área quirúrgica, sino también entre otro personal consultado inmunodeprimido y que sigue trabajando. De hecho, Satse denunciaba anteayer que había enfermeras ermbazaradas trabajando en Ibiza, una circunstancia que no pasaba en otras islas. El Sindicato Médico denunció también la falta de medios.

El personal está recurriendo a comprar mascarillas por internet. Uno de ellos explicaba por qué consideran necesario disponer de las mascarillas aunque no estén en contacto con pacientes contagiados: «El problema es que, cuando uno está en el hospital con gente que no sabe si está infectado y en el periodo de incubación, puede ser contagioso».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.