Coronavirus

Reanudación del contrato de mantenimiento y limpieza en las playas de Sant Josep

|

Valorar:
Una imagen de Platges de Comte tomada por un dron de Televisió d'Eivissa i Formentera.

Una imagen de Platges de Comte tomada por un dron de Televisió d'Eivissa i Formentera.

TEF

El Ayuntamiento de Sant Josep retoma la licitación del contrato de suministro, instalación, mantenimiento, limpieza y almacenamiento del equipamiento municipal de las playas del término municipal. El importe total de este servicio es de 769.539 por los dos años de contrato más un tercero de prórroga. Debido a la envergadura de esta contratación, la licitación se ha dividido en tres lotes a los que las empresas interesadas pueden presentar sus ofertas hasta el próximo 29 de mayo, tras la suspensión de procedimientos obligada por el estado de alarma.

Esta licitación «permitirá reactivar el trabajo de renovación y mejora del equipamiento de las playas, pondrá a trabajar una brigada permanente de mantenimiento durante la temporada y fomentará la incorporación al mercado laboral de personas con discapacidad o riesgo de exclusión social», explicó el concejal de Playas y Litoral, Josep Guasch, que ha destacado que uno de los tres lotes a licitar se reserva a entidades que trabajan en estos ámbitos.

Se trata del segundo lote, el relativo a la limpieza de los equipamientos municipales, valorado en 66.443 euros. A este contrato sólo pueden concursar centros especiales de empleo o empresas de inserción, para favorecer la inserción en el mundo laboral de sus usuarios, y tiene por objetivo adjudicar la limpieza de los baños públicos en las playas, los lavapiés y la cartelería, así como el barrido y retirada de la arena de pasarelas y zonas para personas con movilidad reducida.

El lote primero de la licitación, presupuestado en 54.395,25 euros anuales, prevé la instalación, mantenimiento, reparación, retirada y almacenamiento del equipamientos municipales. Incluye la instalación al inicio del contrato y a principios de cada temporada de todos los elementos de las playas que han sido retirados o desplazados durante el invierno: pasarelas, tótems (que deberán estar geoposicionados) y elementos como las cintas delimitadoras de las concesiones, así como su retirada al finalizar la época de baños. Durante toda la campaña, la concesionaria deberá disponer de una brigada que haga mantenimiento preventivo y repare de emergencia cualquier incidencia en el mismo día, salvo por causa de temporales, y en un máximo de 48 horas en temporada baja.

El tercer lote, el de mayor cuantía, tiene una valoración de 163.621,60 para 2020 y otros 99.994,40 euros. Incluye el suministro de todo el material que pueda ser necesario reponer o ampliar durante la duración del contrato: cintas de balizamiento para delimitar las instalaciones temporales de playas, la cartelería informativa, nuevos módulos de salvamento y socorrismo, baños públicos, puntos de recogida de residuos, lavapiés, pasarelas, tótems, protectores dunares.

Para este año, se prevé la renovación de las cintas delimitadoras de las instalaciones de temporada, la cartelería informativa de los tótems de playa, la renovación y ampliación de la cartelería de seguridad de las playas y la instalación de un punto de vigilancia a es Bol Nou.

Además, la concesionaria deberá habilitar un nuevo módulo de primeros auxilios en Cala Bassa y dotar a este y los de Cala Tarida y Platja d'en Bossa de placas solares. Además, se hará cargo de eliminar la caseta de madera junto a la escuela de vela de ses Salines. La inversión requerida por los dos años siguientes se definirá en función de las necesidades.

En cuanto a las concesiones en la zona de dominio público, la junta de gobierno acordará mañana jueves el aplazamiento hasta el 30 de junio el pago del canon al ayuntamiento, que normalmente debería ingresar antes del 15 de mayo un total de 4,5 millones de euros que representan el 12 % de los ingresos presupuestados para este año. Recordando el compromiso de no cobrar a los concesionarios por los meses que no podrán trabajar, el concejal de Playas y Litoral, Josep Guasch, espera que para finales de junio ya se podrá saber «el grado de actividad económica que se podrá tener en un verano tan atípico como se prevé este año, si habrá temporada y cómo de larga será».

Otro servicio que se debe concretar los próximos días es el de socorrismo y vigilancia del litoral. El Ayuntamiento de Sant Josep sacó a licitación una renovación muy ambiciosa de este servicio, con un millón de presupuesto anual. Este contrato público aún no se ha podido adjudicar formalmente por la suspensión de plazos administrativos decretada con el estado de alarma. Las condiciones en que se comience a prestar este nuevo servicio de socorrismo y vigilancia están al la espera de las instrucciones que debe marcar la dirección general de Emergencias.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Miguel
Hace 9 meses

Me parece que no son tiempos para que el Ayuntamiento regalé dinero si quiere ayuda a las personas discapacitadas que las ayude , pero no que de regalo a empresas que se quedan con la mitad del presupuesto y la otra mitad para unos servicios que este año no se van a utilizar

Valoración:2menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1