Coronavirus

Más de 600 sanitarios de las Pitiusas se someten al test para comprobar si están contagiados

| Ibiza |

Valorar:
preload
Sanitarios del Hospital Can Misses.

Sanitarios del Hospital Can Misses.

La UVAC Exprés del Hospital Can Misses, ubicada en el parking P4 del edificio J, comenzó el miércoles de la semana pasada a realizar el cribado al personal del Área de Salud de Ibiza y Formentera. En una semana se han realizado 590 pruebas a las que hay que sumar las 42 que se han realizado en el Hospital de Formentera en las dos primeras jornadas tras inaugurar su propia UVAC Expréss, situada en el recinto exterior. La actividad de ambas UVAC’s Expréss ha alcanzado la cifra de 632 pruebas cruzadas de test PCR (Reacción en cadena de polimerasa) y de anticuerpos realizadas a profesionales sanitarios.

Con anterioridad a este cribado general, ya se habían realizado 208 pruebas a profesionales sanitarios dentro de los sucesivos criterios que ha establecido el Ministerio de Sanidad. Por tanto, hasta ahora se ha realizado pruebas a 840 profesionales sanitarios.

El cribado al personal sanitario ha comenzado por las unidades que han tenido un contacto estrecho con pacientes con COVID-19 confirmados o con una alta sospecha como las Unidades F y G de Medicina Interna, la UCI, los servicios de Urgencias tanto hospitalarios como de Atención Primaria, la Unidad de Media Estancia Ca na Majora, las siete UVAC, o los profesionales de los centros de salud que han atendido las consultas de patología respiratoria con el objetivo de determinar si ha existido exposición de los profesionales que han estado en primera línea, inicialmente, para continuar con el estudio del resto de la plantilla hasta completarla.

El personal de la UVAC Expréss de Ibiza se ha cuadruplicado para hacer frente al aumento de actividad de este nuevo dispositivo, y se ha pasado de tres profesionales a 11: cuatro enfermeras, cuatro auxiliares, de los que dos son fisioterapeutas, una higienista dental y una técnico en cuidados de enfermería, además de tres administrativos. El horario también se ha visto ampliado y actualmente también se realiza actividad en horario de tarde. Existen dos turnos, de mañana de 9.30 a 13.00 horas y de tarde, de 13.00 a 16.30 horas. Se realiza el cribado a una media de 90 profesionales por día, cumpliendo así las expectativas marcadas, con lo que se estima que el cribado total se complete en menos de cinco semanas. Por su parte la UVAC Expréss de Formentera está formada por un equipo de cinco profesionales, un médico, una enfermera, una técnico en cuidados de enfermería, una fisioterapeuta y una administrativa.

Por otro lado, mientras los ratios de contagio en profesionales se han situado a nivel nacional en torno al 20%, en el Área de Salud de Ibiza y Formentera este porcentaje ha sido inferior al 7%, con 11 contagios totales acumulados de 158 positivos y ha supuesto el 1,30% sobre el total de pruebas realizadas a profesionales. Se han llegado a contabilizar 17 días consecutivos sin contagios y actualmente hay dos profesionales positivos.

"La gerencia del Área de Salud de Ibiza y Formentera muestra la máxima empatía con los profesionales y sólo puede situarse a su lado en sus demandas de protección. Es algo que ha venido haciendo desde el inicio. Velar por el cumplimiento de los protocolos, incluso llegando más allá de lo que marcan, para que la protección de los profesionales fuera máxima. Garantizar que no hubiera carencias de material de protección, algo que ha conseguido a pesar de la situación de desabastecimiento internacional, gracias a los envíos reiterados de material por parte del Servei de Salut y del Ministerio de Sanida", ha señalado el Área de Salud.

La seguridad de los profesionales, han recordado, ha sido desde el comienzo la prioridad de la dirección, junto con la atención a los pacientes contagiados.

"No ha faltado material, aunque este ha estado sujeto a los criterios que han marcado los protocolos. Sirva como ejemplo que el material de protección indicado para los profesionales de un centro de salud o unidad básica que atiende a pacientes sin patología respiratoria establece colocar mascarilla al paciente a la entrada del centro, mascarilla para el profesional, distancia de seguridad y lavado de manos. Medidas estas que impiden el contagio. Otro tipo de actuaciones, técnicas o servicios, requieren mayor protección como mascarillas ffp2 o ffp3, buzo o bata, como se han podido ver en las imágenes de los profesionales de Ca na Majora cuando han despedido a algún paciente que ha recibido el alta o en el punto fijo de recogida de muestras UVAC Expréss", han apuntado.

La actualización constante de los protocolos con el objetivo de que los profesionales hayan contado con la máxima información disponible, según el Área de Salud, ha sido otro de los empeños de la dirección. "Se han elaborado vídeos de colocación y retirada de los EPIS y buzos y se ha ofrecido formación a centenares de profesionales. Todo ello en momentos de máxima exigencia en la que en paralelo se ampliaban camas de UCI, se abrían Unidades como Ca na Majora o se ponían en marcha nuevos dispositivos como el hotel medicalizado y la UVAC Expréss que han resultado definitivas por su eficiencia y eficacia y por haber minimizado la exposición de muchos profesionales además de haber racionalizado el uso de equipos de protección precisamente para una correcta gestión del stock", han concluido.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.