Coronavirus

Menos del 1% de los trabajadores de la sanidad ibicenca da positivo en COVID-19

|

Valorar:
preload
Un profesional de las UVAC tomando muestras para realizar una PCR.

Un profesional de las UVAC tomando muestras para realizar una PCR.

DANIEL ESPINOSA

La incidencia de la COVID-19 entre los profesionales que trabajan en el Área de Salud de Ibiza y Formentera ha sido muy escasa, por debajo del 1% frente al 20% que marca la media estatal. La conselleria de Salut informó ayer de los datos por islas del cribado realizado entre los trabajadores sanitarios y vinculados a la sanidad, que en Ibiza y Formentera ha abarcado a un total de 2.456 profesionales. De ellos cuatro dieron positivo en las pruebas PCR (0,16%) y 23 dieron positivo en los test rápidos (0,94%).

Cabe señalar que estas cifras no incluyen las pruebas realizadas siguiendo el protocolo del Ministerio de Sanidad respecto a posibles contagios entre profesionales. A los cuatro positivos por las PCR habría que sumar los otros nueve positivos entre profesionales detectados durante la pandemia.

El cribado, que se ha hecho entre los 18.000 trabajadores del Ib-Salut en Balears, consistió en dos pruebas, un test rápido mediante análisis de sangre a través de un pinchazo en el dedo y una prueba PCR de la mucosa de la garganta y la nariz (prueba orofaríngea).

Si bien desde la consellería indicaron que ahora mismo existen tres pruebas para detectar si una persona tiene o ha tenido la COVID-19, la PCR, el test rápido y la prueba serológica (mediante un análisis de sangre), en el momento de poner en marcha el cribado en abril se aplicaban solo las dos primeras, por lo que se optó por concluirlo manteniendo este sistema.

Desde el Área de Salut de Ibiza y Formentera consideraron que estos datos tan bajos en comparación con las cifras a nivel nacional son fruto del tiempo de preparación con que contó el archipiélago pitiuso, la «capacidad de reacción y una organización adecuada».

Pusieron como ejemplo de esto la implementación en Atención Primaria de un protocolo de actuación en apenas un fin de semana que permitió a los profesionales de este servicio atender en condiciones de seguridad los primeros casos sospechosos que se identificaron en la isla.

Fiabilidad de los test
Por otra parte la conselleria de Salut defendió el procedimiento de test realizado a los profesionales sanitarios frente a las críticas del Sindicato Médico, Satse y USAE, que remitieron esta semana un escrito a las gerencias de las Islas cuestionando la fiabilidad de los test rápidos.

Desde la conselleria indican que los test rápidos de la marca Genrui, que son los que adquirió el Govern, tienen una fiabilidad de entre el 70% y el 90%. Apuntaron que los test que habían dado problemas de fiabilidad en algunas comunidades autónomas, de lo que incluso se hizo eco el Ministerio de Sanidad, eran de la marca Wondfo, con una fiabilidad por debajo del 70%, que es el umbral de fiabilidad recomendado por las autoridades sanitarias.

Señalaron que, en cualquier caso, todos los test que se han hecho a profesionales han ido acompañados de una prueba PCR, «que al final son las que tienen validez para determinar si alguien tiene la enfermedad».

Respecto a la fiabilidad de los test rápidos, recordaron que empiezan a ser realmente efectivos a partir del séptimo al noveno día desde que la persona se contagia. En cualquier caso indicaron que estas pruebas pueden dar falsos positivos, pero nunca falsos negativos.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Un caballa en Baleares
Hace 5 meses

Muy buena noticia...

Valoración:menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1