Coronavirus

El peligro de demorar tratamientos bucodentales por temor a contagio

|

Valorar:
Imagen de la radiografía de una boca.

Imagen de la radiografía de una boca.

Tras dos meses de confinamiento en los que prácticamente solo se han atendido urgencias, profesionales e instituciones sanitarias empiezan a manifestar su preocupación por la salud de pacientes que, en el contexto de esta crisis, han aplazado sus tratamientos o no han acudido a tratarse alguna patología seria.

Especialidades como la cirugía maxilofacial, que se ocupa de problemas con las estructuras anatómicas de la cara, cráneo, cabeza y cuello, es una de las que todavía suscita mayor temor entre pacientes debido, entre otras cosas a la zona sensible donde se concentra su tratamiento y la proximidad médico-paciente.

«Abren los dentistas»
También hay preocupación en aspectos tan fundamentales como la salud bucodental. Y es que según datos de mayo una de las búsquedas más realizadas por los españoles en Google ha sido «abren los dentistas».

Desde el Consejo General de Dentistas reconocen que «es una de las profesiones con mayor contacto con los pacientes estando muy expuestos al coronavirus» pero lanzan un mensaje de tranquilidad recordando que el VIH y la hepatitis C marcaron un punto de inflexión y aseguran estar «muy entrenados frente a enfermedades infectocontagiosas». De hecho, sólo un 2% de estos profesionales se ha contagiado durante la pandemia.

Por tanto, odontólogos y especialistas maxilofaciales insisten en que los protocolos implantados «permiten garantizar la atención con la total seguridad de no contraer ni transmitir la enfermedad».

Ante esta situación, Enrique Vert, cirujano maxilofacial de Grupo Policlínica del Rosario, advierte del riesgo de demorar consultas y tratamientos por miedo a los centros sanitarios: «Hay infecciones que pueden ser muy graves y requerir ingreso en UCI si no se tratan a tiempo y de forma adecuada; como por ejemplo, tumores, muelas del juicio, sinusitis crónicas, o cualquier lesión en la boca que dure más de tres semanas».

Cáncer oral
Además, Vert pone el acento en otra enfermedad donde el tiempo juega un papel fundamental: el cáncer oral. «El diagnóstico precoz es básico ya que el tratamiento puede quedar limitado a una pequeña cirugía».

Además, destaca que tabaco y el alcohol son «las causas de la mayoría de los casos de cáncer bucal» y que algunos síntomas a tener en cuenta serían «una pequeña costra que a veces produce un leve sangrado que aunque luego dejen de doler pueden invadir otras estructuras». En cualquier caso recomienda que para diagnosticarlo se haga una biopsia de tumoraciones o pequeñas ulceras que persisten más de tres semanas.

Deformaciones faciales
Por otro lado, las deformidades faciales pueden suponer un problema estético y funcional. Aquí es muy importante la cirugía ortognática, sobre todo, «cuando hay alteraciones de la oclusión que no se puedan corregir con ortodoncia como mordidas abiertas o grandes discrepancias entre los maxilares por su tamaño o posición».

Así mismo, Vert asegura que los pacientes «pueden también consultar directamente con un especialista maxilofacial cuando les preocupe el exceso o defecto del mentón, o la poca proyección del labio, entre otras alteraciones además de las de la oclusión».

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

Anterior
Página 1 de 1
Siguiente

manumenorca
Hace un año

... y uno tras otro, todos los sectores económicos van pasando por las páginas de los periódicos para que recordemos que están ahí, esperando arrancar de nuevo con nuevos clientes, acojonados por la pandemia, para intentar volver a la normalidad, que en su caso, es cobrar por sus servicios... que si el virus pasa unas horas impregnado en superficies como el papel?, pues una semana más tarde oh casualidad, las autoridades dicen que no es peligroso compartir diarios de papel en los bares... ahora los dentistas, luego los podólogos, abogados, panaderos... todos esperando su turno... los que no importa que visitéis son los videntes, hechiceros vudú y sacerdotes, pues los vendedores de humo siguen siendo perjudiciales para la salud
Valoración:menosmas
Anterior
Página 1 de 1
Siguiente