El déficit en el servicio de transporte público de Ibiza ya asciende a 1,5 millones de euros

| Ibiza |

Valorar:
preload
Un instante de la reunión.

Un instante de la reunión.

El presidente del Consell d’Eivissa, Vicent Marí, solicitó ayer a la presidenta un esfuerzo económico para paliar el «agujero económico» que ha generado la pandemia en el servicio de transporte de la isla.

Según detalló, el déficit hasta el momento ascendería a 1,5 millones de euros y podría alcanzar «unas cantidades astronómicas». Se trata de un servicio básico que este año tendrá un coste inasumible para el Consell”, explicó Marí.

El conseller de Transport, Javier Torres, detalló que ahora mismo es imposible estimar el impacto económico que tendrá la crisis en el aumento del déficit del transporte público, dado que dependerá de como evolucione la temporada turística. Señaló que el 70% de los ingresos de las empresas de transporte se obtienen durante los meses de verano. A pesar de ello, Torres estimó que esa cifra podría llegar a duplicarse este año, lo que supondría un coste para el Consell d’Eivissa de seis millones de euros.

Estas ayudas deberían venir en parte de la partida de 800 millones que destinará el gobierno de España para paliar las pérdidas del transporte público. A Balears se destinarán 11 millones aproximadamente pero todavía no se ha determinado el reparto por islas.

Por otra parte, Torres explicó que el Consell prevé pagar a las empresas concesionarias del servicio de transporte los contratos programa y los abonos transporte gratuitos en los próximos días. Este pago se hacía normalmente a año vencido.

«Esta forma de operar no era adecuada ni para el Consell ni para las empresas. Ahora con la crisis todavía hay más motivo para hacerlo así. Queremos hacer los pagos a trimestre vencido para dar liquidez a las empresas. Por ello adelantaremos en los próximos días el primer pago».

Por otra parte apuntó, respecto a las quejas de la asociación Apebús por retraso en los pagos a las empresas concesionarias del transporte, que el Consell estaba pendiente de que las empresas presentaran unos informes de gestión necesarios para poder tramitar el pago. «No es que la institución no quiera pagar, hubiéramos pagado hace tiempo si hubiéramos podido, pero hay un procedimiento administrativo que se debe seguir y que afortunadamente ya habíamos iniciado», explicó.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.