Hoteleros, vecinos y comerciantes critican el «pésimo» estado de las playas de Vila

| Eivissa |

Valorar:
Plásticos y heces. Arriba, Platja d’en Bossa con posidonia muerta. A la izquierda, Talamanca, donde los vecinos denuncian que se acumulan heces de perros, pulgas y plásticos.

Plásticos y heces. Arriba, Platja d’en Bossa con posidonia muerta. A la izquierda, Talamanca, donde los vecinos denuncian que se acumulan heces de perros, pulgas y plásticos.

DANIEL ESPINOSA

La Federación Empresarial Hotelera de Ibiza y Formentera (Fehif) emitió ayer un duro comunicado para criticar el «pésimo» estado actual de todas las playas del municipio de Ibiza. En este sentido, reclamaron que se intensifique la retirada y limpieza de la posidonia muerta que hay sobre la arena a fin de que «los escasos visitantes» se lleven una «buenísima opinión» de la ciudad y sus playas durante todo el verano. Los hoteleros destacaron la «contradicción» que supone que la parte de Platja d’en Bossa que pertenece al Ayuntamiento de Sant Josep esté en «perfecto estado de revista», mientras la parte que gestiona el Ayuntamiento de Eivissa esté «impresentable». La patronal recordó, además, que los hoteles de esta zona han hecho «enormes inversiones» para atraer a un turismo de más calidad, pero «ni siquiera» se podrán librar del «mal olor» de las grandes acumulaciones de posidonia muerta sobre la arena. Para la federación, todos los ayuntamientos deben esforzarse, este año más que nunca, en tener las «playas acondicionadas, impecables, limpias y sin posidonia muerta», ya que será el principal y, «lamentablemente», casi único atractivo para los visitantes.

Apoyo
El presidente de la Asociación Empresarios Platja d’en Bossa, José Ramón Noguera, aseguró ayer a Periódico de Ibiza y Formentera que han pedido a Vila que aplique el mismo servicio de limpieza de posidonia en las playas del municipio que lleva a cabo Sant Josep. «No estamos en contra del mantenimiento de la posidonia, porque sabemos que es muy importante para el medio ambiente, pero también pedimos que se piense en los vecinos, los comercios y los hoteleros y que se busque una forma más correcta para su recogida durante los meses de verano, tal y como se hace en Sant Josep».

Asimismo, Noguera se mostró preocupado por la gran cantidad de posidonia muerta que se encuentran en las playas de Platja d’en Bossa todos los días. «No es algo que nos parezca normal y por eso nosotros, como asociación, hemos encargado un estudio independiente para saber que está pasando con algo tan importante para el medio ambiente como es la posidonia y saber si podemos encontrar un término medio entre su conservación y la higiene y salud de los vecinos, comerciantes y hoteleros de la zona».

Talamanca
La acumulación de posidonia también se extiende a la playa de Talamanca. La presidenta de la Asociación de Vecinos de Talamanca, Ana Lledó, explicó ayer que han pedido desde marzo en reiteradas ocasiones al Ayuntamiento de Eivissa que vaya retirando la posidonia. «Es un cúmulo de posidonia muerta. No criticamos su función medioambiental en invierno porque es una barrera natural contra los temporales y gracias a eso tenemos playa. Pero la acumulación mes a mes hace que haya heces de perros, que huela mal, que haya pulgas, plásticos...es un foco de contaminación. El domingo salí a pasear y muchos vecinos me dijeron que es una playa familiar y que no está en condiciones para ser disfrutada por los vecinos», afirmó Lledó, quien precisó que el mantenimiento y retirada de esta planta muerta «no es sólo a nivel turístico sino a nivel de higiene y para la gente de Ibiza. La playa debería estar en condiciones. No es ninguna guerra contra el Ayuntamiento ni Medio Ambiente, pero cada día recibo videos y quejas de vecinos que insisten en la línea verde con este tema; estamos muy cansados».

La respuesta
El Ayuntamiento de Eivissa explicó ayer que en los últimos años han detectado un incremento en la llegada de posidonia. De marzo a día de ayer, Vila ha recigod un total de 957 toneladas del tramo que gestionan en Platja d’en Bossa, 644 toneladas en Talamanca y 154 toneladas en ses Figueretes.

«La dinámica del litoral es distinta en cada playa e, incluso, dentro de la misma playa. Así que por ello en unos puntos se pueden acumular más que en otros. Lo que hacemos es gestionar y recoger de forma sostenible la posidonia que llega a nuestras orillas», precisaron desde Vila. Precisamente, en el punto de Platja d’en Bossa «llega desde hace años mucha cantidad de esta planta». Vila recordó, además, que la posidonia no se puede recoger hasta que llega a la orilla ya que es una de las acciones recogidas en el decreto de protección de la posidonia. Cuando llega a la orilla, la recogen, se hace acopio en la playa, se deja 24 horas para que expulse el agua y se retira al almacén donde la guardan para el invierno.

Desde Medio Ambiente han detectado, además, dos puntos en Talamanca y Platja d’en Bossa que se encuentran «en retroceso», en concreto, «en una situación muy crítica, derivada de la pérdida de arena y que entran en una fase de recuperación del litoral para evitar la degradación del espacio y conseguir así que vuelvan a tener arena». En estos dos puntos se instalará cartelería específica informativa. Las tareas de recogida y cribado se hacen diariamente, también durante la temporada, precisaron desde Vila.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.