Una imagen del estado de una playa de Ibiza este domingo. | Arguiñe Escandón

La Conselleria de Salud y Consumo del Govern balear ha confirmado un brote familiar de coronavirus (COVID-19) en la isla de Ibiza, en el que se han visto afectadas un total de cuatro personas, pero que ya ha sido dado por cerrado. Según confirmó ayer la Conselleria de Salud del Govern, entre los casos notificados desde el pasado viernes ha habido brote familiar de COVID-19 en la isla de Ibiza.

Al respecto, detallaron que el primer caso fue diagnosticado el pasado viernes. En concreto, en la Policlínica Nuestra Señora del Rosario. Posteriormente, el sábado se diagnosticaban otros tres positivos asociados al mismo núcleo familiar. Los cuatro miembros de esta familia están leves o asintomáticos y están en sus casas, no ingresados en el hospital. En este momento, la Conselleria ya hadado por cerrado este brote de coronavirus, debido a que, según explicaron, no hay más contactos estrechos que hayan dado positivo.

En cuanto al contagio entre trabajadores, descienden hasta cinco los trabajadores del Área de Salud en vigilancia activa, y se cumplen 44 días sin contagios entre profesionales sanitarios, según destacaron desde el Área de Salud pitiusa.

Baleares

La Conselleria de Salud y Consumo informó ayer del fallecimiento de un paciente por COVID-19 en Baleares, con lo que la cifra de personas muertas debido al coronavirus en las islas asciende a 227 desde el inicio de la pandemia, así como de un nuevo contagio de SARS-CoV-2, con lo que ascienden a 2.204.

Noticias relacionadas

El Servicio balear de Epidemiología ha confirmado hasta el momento 2.309 casos de personas con SARS-CoV-2 en la comunidad, uno más que el domingo. Los nuevos criterios de contabilización del Ministerio de Sanidad, excluyen las 105 serologías positivas anteriores al 11 de mayo. Estos datos suponen que a día de ayer había en la comunidad 139 casos de COVID-19 activos, uno menos que el domingo.